Luego de culminar la segunda reunión de la mesa técnica del diálogo, la representación del Partido Nacional ve con optimismo los avances que se han logrado hasta el momento, tras acordarse conformar una comisión de acompañamiento en los casos de violaciones a los derechos humanos en el período postelectoral, así como definir el protocolo en el cual se desempeñará el mediador internacional.

Tras concluir la reunión, el representante residente de la ONU, Igor Garafulic, quien coordina la mesa técnica del diálogo, recordó que esta es la segunda reunión de la mesa técnica del diálogo, la que igual que la primera cita tuvo una duración de tres horas de donde se derivan buenas noticias.

Detalló que en buena parte de la reunión se dialogó acerca de los derechos humanos el que fue abordado con mucha altura de parte del gobierno y los partidos de oposición.

“Yo sentí que genuinamente se dijeron las cosas que se tenían que decir; el tema es sensible y fue un tema sensible para ambas partes, entonces el primer anuncio que quiero hacer es que hubo un consenso”, aseguró Garafulic.

Aludió el reciente informe emitido por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la violencia postelectoral y lo que se va a intentar hacer es crear una comisión que ayude y acompañe a verificar los avances que están haciendo los órganos del Estado que están investigando los actos de violencia que hubo.

Aclaró que no se va a sustituir el rol del Estado y la responsabilidad que tiene el Estado que es el que tiene un Ministerio Público, jueces del Poder Judicial y aquellos que traspasaron la línea en el tema de derechos humanos van a tener un castigo.

Agregó que para hacer eso uno de los acuerdos fue crear esa comisión que lo que hará es acompañar, pero no para hacer un informe académico, sino apoyar con gente que sepa de investigaciones, que tenga el perfil para ello, que sepa cuánto se demora un proceso de investigación y pueda respaldar a los órganos del Estado.

Destacó que la segunda buena noticia es que también se habló en detalle sobre cómo han sido las manifestaciones que ninguno de los sectores que estuvo presente cree que sean positivas en el momento en que se convirtieron en violentas, por lo tanto, la solución a eso es también fortalecer y mejorar los protocolos con los que las policías enfrentan las manifestaciones.

Para esos dos temas se sostendrá una tercera reunión este próximo domingo a las 10:00 de la mañana en la misma sede de la ONU, ya que no es una negociación, sino que son medidas de confianza.

Indicó que se discutió con “toda la calma” el tema de los mediadores internacionales, pero los nombres que circulen pasaron a un segundo lugar por parte de todos los actores ya que lo primero es establecer qué es lo que se le va a pedir al mediador que venga a decidir y que atribuciones o qué potestad se le va a otorgar a ese mediador.

Aseveró que todos los sectores fueron coincidentes en un acuerdo sobre a qué viene ese mediador y qué atribuciones va a tener y en ese sentido, todas las posturas fueron muy generosas y ya dejó de ser un tema si iba a ser un mediador, tres mediadores o un expresidente de izquierda, si es un expresidente más de derecha, no importa, la gran personalidad a la que se invite es alguien que también va a preguntar a quién están invitando, qué atribuciones le están dando para poder ayudar .

En ese sentido, la tarea que van a realizar es establecer un código o un reglamento para escoger a ese mediador y que él sepa bien para qué lo están invitando y cómo puede ayudar.

Optimismo y consensos

Por su parte, el representante del Partido Nacional, Nelson Márquez quien es vocal del Comité Central y quien fue acompañado por Gloria López y Johana Bermúdez, indicó que la reunión fue para buscar un mecanismo que permita poder llegar a ese gran diálogo que el pueblo hondureño está esperando y permita avanzar como país.

“Hoy hemos tenido una reunión bastante amena, aunque aún con algunas pequeñas diferencias que se van marcando por las ideologías de los diferentes partidos políticos, pero realmente hay una voluntad para poder generar espacios para que el pueblo hondureño pueda salir adelante”, comentó.

Reiteró que la posición del Partido Nacional es que exista un diálogo incluyente y en ese sentido, se está trabajando en la conformación de una comisión que pueda verificar el respeto a los derechos humanos y en esa dirección, se le ha pedido a la ministra de Derechos Humanos, Karla Cueva, que pueda participación en la coordinación de esa comisión.

Asimismo, se dialogó sobre la creación de un protocolo sobre la realización de manifestaciones pacíficas en el país para que cada uno de los hondureños que están llamados a velar por el orden en el país tengan los límites claros acerca de lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer.

Sobre la ausencia de la representación del partido Libertad y Refundación (Libre), en la reunión, Márquez manifestó que ellos tendrán sus propios análisis, pero esa organización política es importante en el país y por lo tanto debería de participar.

Resaltó la presencia de los representantes del excandidato presidencial Salvador Nasralla que están participando en este proceso de pre-diálogo para luego pasar al diálogo ya propiamente en sí.

Acotó que se está en el proceso de escoger un mediador internacional, pero en el entendido que lo más importante para el Partido Nacional, más que la elección de ese mediador es definir el papel que jugará. “Por eso hemos dejado claro que en las próximas reuniones se definirá en qué marco se va a estar trabando con ese mediador”, apuntó.

Concluyó que, tras celebrarse la segunda reunión, el Partido Nacional mira el proceso con mucho optimismo y se vio una mesa muy propositiva al expresar cuáles son las expectativas respecto al gran diálogo nacional.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *