BRASILIA.- Brasil registró 920 casos confirmados de fiebre amarilla entre el 1 de julio de 2017 y el 13 de marzo de este año, de los que 300 terminaron en muerte, informó el Ministerio de Salud en un boletín que muestra el avance de la enfermedad en el país.

El número de muertes por la enfermedad en el actual ciclo es en un 53 % superior al del mismo período del año anterior (196) y el de casos confirmados subió en un 50,8 % frente a las 610 registradas entre julio de 2016 y el 13 de marzo de 2017, de acuerdo con el boletín.

Pese al avance de la enfermedad, el Gobierno aún no ha declarado una emergencia sanitaria, como lo hizo el año pasado cuando los números eran menores.

Las muertes se registraron en los tres estados más poblados de Brasil: Sao Paulo, con 120 óbitos; Minas Gerais (130) y Río de Janeiro (49).

Para frenar la diseminación de la enfermedad, el Gobierno brasileño envió este año a los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Bahía 20,2 millones de vacunas. Hasta la fecha, según el nuevo boletín del Ministerio, 17,8 millones de personas fueron vacunadas en estos tres estados, lo que representa el 78,6 % de la meta del gobierno.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *