-Afluencia de extranjeros creció en un 15% creció en relación con el año anterior.

En esta Semana Santa se rompió el paradigma de solo sol y playa, pues también el turismo religioso se afianzó fuertemente en ciudades como Comayagua y la misma Tegucigalpa.

El ministro de Turismo, Emilio Silvestri, dijo hoy que hubo mucho desplazamiento al interior del país y prueba de ello es que en algunas ciudades pasaron sus hoteles de 40% a 100% de ocupación.

La gente que se quedó en las ciudades mostró realmente un entusiasmo hacia el aspecto religioso, sostuvo Silvestri.

Añadió que “aun cuando la gente sigue insistiendo en el sol y playa, estamos viendo que también la actitud del hondureño fue disfrutar la semana conociendo otros destinos turísticos”.

En este período veraniego, más de 3.5 millones de turistas generaron un flujo económico superior a los 7,600 millones de lempiras, de acuerdo a las autoridades del Comité Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm).

Extranjeros

Por su parte, la directora del Instituto Nacional de Migración, Carolina Menjívar, dijo que también se han roto los paradigmas en cuanto al número de extranjeros que visitó Honduras en este período.

“Las estadísticas que nos muestra el Sistema de Control Biométrico, que brinda la información en tiempo real, refleja que hubo un incremento del 15% en la afluencia de extranjeros con respecto al año anterior y también de hondureños que residen en el exterior, pero que pasaron la semana en su tierra”, detalló.

Los extranjeros procedieron de El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Reino Unidos, España y Suiza, entre otros.

Ellos llegaron específicamente por la fecha, pues el período está medido desde el 23 de marzo al 30 de marzo, indicó.

Menjívar resaltó que esos extranjeros al regresar a sus países hablaron muy bien de la comida, de las playas; “nos contagiaron en realidad con la emoción que ellos llevaban de Honduras”.

Gente

El subcomisionado de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Julio Quiñónez, destacó entre todos los aspectos la gente como tal.

“Esa conciencia ciudadana hacia prevenir y hacer las cosas bien nos ha ayudado con los números” de incidencias, que fueron menores, puntualizó.

El que la gente haya entendido que hay que salir seguros ha hecho que las estadísticas sean totalmente diferentes, agregó.

Desde el 2014 a esta fecha se disminuyó en un 50% el número de personas que fallecieron por ahogamiento.

Quiñónez apuntó que 25,000 personas estuvimos durante diez días en la calle en 1,004 puntos de control a nivel nacional.

Se realizaron 169 rescates de personas, que representa un 56% de incremento en ese rubro.

Todos esos compatriotas regresaron a sus casas, sanos y salvos, agregó.

Datos de interés:

Verano en cifras:

-3.527,198 turistas se movilizaron en todo el territorio nacional.

-3.271,502 turistas se movilizaron en el 2017.

-Se establecieron 22 puntos de control.

-En 10 ciudades del país operaron los puntos de control.

-89 investigadores de campo se desplegaron.

-25.000 voluntarios aglutinó Conapremm.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *