Cerca de 262 hondureños deportados de Estados Unidos, fueros recibidos por las autoridades hondureñas la tarde de ayer, en el Aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula.

Asaltos, violaciones, son solo algunos de los riesgos a los que se exponen muchos de las personas que emprenden el viaje hacia el país norteamericano, afirmó Olvin Córdova de 35 años, quien viajó como pasajero del avión que arribó cerca de las nueve de la mañana a la capital industrial.

“El trato es malo, pero empieza desde aquí, los mismos hondureños nos roban en el camino, ellos mismos le roban a uno y los de inmigración nos tratan como quieren” expresó.

Según el joven originario de Choluteca, en el camino se ven desde mujeres hasta niños recién nacidos, los cuales enfrentan los mismos riesgos que implica el viaje y para quienes la situación es aún peor.

“El trato con los niños es muy diferente, con las mujeres también el trato es bueno, pero con nosotros los varones el trato es bastante malo” destacó.

Según el Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), en lo que va de 2013 se han deportado unos 8 mil 670 hondureños.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *