BOSTON.– Hoy en día en la órbita terrestre hay alrededor de 7 200 toneladas de basura espacial, según calculó el famoso astrofísico Jonathan McDowell. Casi la mitad de los objetos representan restos de cohetes y sondas estadounidenses, informa el portal Sputnik.

El investigador precisa que la “herencia” de la industria espacial estadounidense representa cerca de 3 200 toneladas de la chatarra total, mientras que 1 700 toneladas se quedaron en la órbita a causa de la actividad de las naves soviéticas y rusas.

Entre los principales “récords” destacan también las 900 y 450 toneladas que pertenecen a Europa y China respectivamente, según cálculos del científico de la Universidad de Harvard.

Conforme a estimaciones recientes, en el espacio se hallan alrededor de 18 000 objetos conocidos, hechos por el hombre. No obstante, la cantidad de objetos “perdidos” es mucho mayor y representa una cifra de más de 170 millones. Si la Estación Espacial Internacional, un satélite artificial o una nave espacial llegan a chocar contra esa chatarra, el impacto podría ser la causa de una catástrofe.

La humanidad se percató de este alarmante problema hace unas décadas, una vez acabada la carrera espacial. Fue ya en 1978 cuando el científico de la NASA Donald Kessler advirtió que el aumento de la concentración de “basura” en el espacio podría llevar a que un solo impacto fuera bastante para que se produjera una reacción en cadena, de tal manera que todos los satélites resultaran destruidos.

McDowell indica que la chatarra espacial se está moviendo constantemente y se quema en la atmósfera una vez se acerca a la Tierra.

A pesar de eso, la cantidad de basura espacial va aumentando constantemente, por eso los científicos se enfrentan al desafío de encontrar una manera de “limpiar” la órbita y de proteger los aparatos espaciales ante el posible impacto.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *