Tegucigalpa.- La fiscal especial de la Mujer Grissel Amaya, se mostró positiva ante las medidas que emprenderá la Secretaría de Educación contra maestros que han sido señalados por acoso sexual.
Amaya dijo que “realmente creo que es una buena noticia, que desde el sector educación se tomen acciones, ya que muchas de las acciones que hemos emprendido de parte de la Fiscalía de la Mujer contra maestros de institutos, incluso en la universidad, las acciones no trascienden mas allá de la sanción administrativa que tendría que existir”.

Además la Fiscal de la Mujer sostuvo que cuando se presentan casos de acoso sexual en un centro educativo, en muchas ocasiones son las alumnas las que son trasladadas del centro de enseñanza y no hay ninguna sanción para el agresor.

“Ya recientemente fue reformado el artículo 147-A del Código Penal, que establece una pena especial para todos aquellos que son docentes y que valiéndose de esta condición descalifican a las estudiantes o les piden algún favor”, citó la funcionaria.

Explicó que la reforma establece que hay una pena de 3 a 6 años de reclusión, para las personas acusadas de este tipo de delito, pero considera que debe haber sanciones de carácter administrativo y que deben darse a ese agresor, que es un docente y que se vale de esa condición para agredir de manera sexual a sus estudiantes.

La entrevistada manifestó, que las acciones que tomará la Secretaria de Educación en contra de los maestros acusados de abuso a sus estudiantes son necesarias, porque la protección que se le debe de dar a las estudiantes es de seguridad en el ambiente estudiantil, libre de violencia, libre de hostigamiento sexual.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *