“Manos a la obra”, exhortó el presidente Juan Orlando Hernández luego de firmar, en Casa de Gobierno, el Decreto Ejecutivo que le dará vida al Proyecto Economía Naranja bajo la dirección del Programa Nacional Honduras 20/20.

El gobernante firmó el decreto en una reunión con representantes de los sectores privado, académico, cultural, tecnológico y de cooperación internacional, entre otros vinculados a esta iniciativa.

Con este proyecto el Gobierno busca impulsar las industrias creativas, culturales, turísticas y de innovación.

Además, coordinar esfuerzos para visibilizar este sector de la economía como generador de empleo y motor de desarrollo socioeconómico, como fuente de identidad, equidad y fortalecimiento de la autoestima y del tejido social y humano de Honduras.

También, con esta iniciativa el Gobierno promoverá el consumo nacional de los bienes y servicios creativos originados en el país e identificará los instrumentos internacionales que permitan a las industrias creativas el acceso adecuado a mercados.

Asimismo, se buscará enlazar a los organismos de cooperación internacional para fomentar la creación de líneas de crédito para la construcción de infraestructura cultural y de agendas en municipios, ciudades y regiones creativas en todo el país.

Este ambicioso proyecto cuenta con el apoyo del sector privado del país y con el aporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Se denomina Economía Naranja porque este color se suele asociar a la cultura, la creatividad y la identidad.

Mucha esperanza

En una reunión

El presidente Hernández apuntó que “le tengo mucha esperanza a este proyecto de Economía Naranja” y expresó su confianza en que “va a empezar a producir grandes resultados”.

Comentó que se prevé que en el futuro las máquinas sustituyan mano de obra, “y tenemos que prepararnos, y esto (Economía Naranja) es una plataforma de primera para encontrar esas oportunidades” alternativas de empleo.

El gobernante agregó que en el campo agrícola habrá una serie de oportunidades de innovación para poner a tono con la nueva dinámica que se tiene que construir en el país para tener oportunidades en el campo.

También mencionó el tema del turismo y el mundo de la micro, pequeña y mediana empresa, que vaya acompañado con el financiamiento que se ha creado.

“Creo que tenemos grandes oportunidades de centros de emprendimiento en los edificios que dejará el sector Gobierno con la construcción del Centro Cívico Gubernamental”, añadió.

Asimismo, anunció que en otras ciudades se ejecutará los traslados de los centros penales que estaban en los sectores urbanos y los predios quedarán disponibles para plazas y pequeños emprendimientos como el caso del turismo.

“Esto apenas comienza”, dijo el presidente Hernández para seguidamente insistir en que es el momento de ponerse “manos a la obra”.

Alcance del Proyecto

La Economía Naranja es el conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual.

Las personas que estarán en este proyecto encaminarán sus acciones a institucionalizar la Economía Naranja, elaborando y proponiendo un marco legal que permita regular y medir el impacto de estas industrias.

El proyecto tendrá tres pilares: el primero, economía creativa; el segundo, innovación y tecnología, y el tercero será emprendimiento creativo.

Estos tres pilares a su vez tendrán tres ejes transversales: propiedad intelectual, atracción de inversión y generación de empleo y conectividad.

Datos

– El universo naranja está compuesto por la economía cultural, las industrias creativas en cuya inserción se encuentran las industriales, culturales y convencionales.

– En la Economía Naranja hay un equilibrio ecológico compuesto por tres dimensiones: creación, goce y entorno.

– En el punto de encuentro aparecen los derechos de propiedad intelectual.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *