Tegucigalpa.- La Designada Presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén de Bográn manifestó este miércoles que el reto más importante del presidente Porfirio Lobo Sosa era que Honduras funcionará como una República en el concierto de las naciones.

Señaló que no es posible revertir en cuatro años “un daño tan grande como el que vivió el país y habrá que continuar y hacer mayor esfuerzos para lograr esa sostenibilidad fiscal que el país necesita”.

Además dijo que el próximo gobierno debe de continuar dinamizando la inversión.

“La inversión se mejoró después de tener un crecimiento negativo en el país, el presidente lo entrega con un crecimiento positivo”, sostuvo.

Guillen de Bográn destacó que Lobo Sosa entrega un país en paz, pero con muchos retos ya que “en el momento que él asumió había que reconstruir totalmente el país”.
Eduard Rodríguez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *