noviembre 25, 2020

Tegucigalpa- El Congreso Nacional aprobó este lunes reformas a los Códigos Tributario y Penal, entre las que destacan el aumento de las penas a los delitos de contrabando y defraudación fiscal.

Las reformas pretenden optimizar las medidas de recaudación de impuestos por parte de las autoridades centrales. El déficit en la recolección de tributos ha sido el talón de Aquiles de los últimos gobiernos.

Las propias autoridades de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), han denunciado que apenas 70 mil contribuyentes forman parte de la base tributaria, siendo los departamentos de Cortés, Valle y Francisco Morazán los que generan el 90 por ciento de la recaudaciones.

En el caso del Código Penal, se reformó el artículo 392-D que señala que el delito de defraudación fiscal o toda acción u omisión por medio de la cual se evade el pago de los impuestos, contribuciones o tasas, medios o documentos que originen un beneficio indebido con perjuicio del fisco en una cantidad igual o mayor a 50 mil lempiras.

Además el artículo 392-H reza: “Comete el delito de instigación publica a la demora o no pago de los tributos quien utilizando cualquier medio escrito o hablado, insta a las personas naturales o jurídicas a que no se cumpla con la obligación del pago de los impuestos, multas, interés y recargos en los plazos establecidos por la legislación nacional. Este delito se castigará con la pena de tres a seis años de reclusión.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *