Se ha logrado justicia por fin ante los casos de ataques sistematizados de grupos dedicados a la violencia.

Se les dictaron medidas cautelares sustitutivas de prisión preventiva a los responsables por la destrucción de propiedad privada y de mantener sitiados a los empleados de la empresa de energía renovable PROGELSA, Wilmer Ottoniel Alonzo y José Orlando García Rodas, en calidad de autores intelectuales de la destrucción de la represa hidroeléctrica Petacón.

Las medidas que la corte les ha impuesto son las siguientes:

Prohibición para salir del país

Presentarse a firmar libro de control de imputados todos los viernes en los juzgados de lo penal de la granja

Prohibición de concurrir a determinados lugares como es la proximidad al proyecto hidroeléctrico y participar en ciertas reuniones

Desalojo definitivo

Se espera una condena por los delitos que se le imputa. La pena por los delitos se calcula entre 10 y 20 años.

Con este resultado se restaura la paz en Lepaterique y se le da una nueva oportunidad para el crecimiento y desarrollo de esa comunidad con la continuidad del proyecto hidroeléctrico del Rio Petacón, garantizando la seguridad jurídica para los inversionistas.

El Ministerio Público actuando de forma eficaz presentó las pruebas contundentes presentadas sobre la destrucción de los bienes que representan aproximadamente ocho millones de dólares. Logrando un fallo a favor de la apelación presentada por la empresa. El caso se ventila en la Corte de apelaciones.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *