Tegucigalpa- Los decomisos continúan en los registros que realizan de forma conjunta la Policía Nacional y militares en la Penitenciaría Nacional “Marco Aurelio Soto”, ubicada en el Valle de Amarateca, Francisco Morazán.

Pese a los anillos de seguridad instalados en la principal cárcel hondureña y en el centro penal sampedrano, los agentes continúan decomisando armas, municiones y granada de fragmentación.

El portavoz de la Operación Libertad, Santos Marcos Nolasco dijo que durante los operativos realizados se ha decomisado un total de 12 armas, una granada de fragmentación modelo 963 de fabricación americana, 191 proyectiles de 9 milímetros, 14 proyectiles de 380, proyectiles para arma calibre 22 y 28, así como siete cargadores.

“Con este tipo de operaciones estamos buscando retirar todo artefacto, armas o cualquier material que pueda poner en riesgo la vida de los privados de libertad y de las personas que visitan los centros penitenciarios”, señaló.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *