La primera dama hondureña, Ana García de Hernández, llamó a los países de la región a continuar implementando acciones conjuntas que permitan abordar los desafíos de la migración, teniendo en cuenta que es una situación que tiene que ver con la vida de las personas.

El llamado lo hizo la esposa del presidente Juan Orlando Hernández durante la Reunión de Expertos sobre el Retorno y Reintegración Adecuado e Integral de Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes en el Norte de Centroamérica, México y Estados Unidos, que se lleva a cabo hoy y mañana en San Pedro Sula, bajo el patrocinio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Gobierno de Honduras.

Entre otros datos aportados por la primera dama, las cifras de aprehensiones de hondureños en territorio estadounidense van a la baja, y durante octubre pasado disminuyeron en un 56%.

Además, la aprehensión de menores acompañados disminuyó en 67% y de menores no acompañados en 56% en octubre de este año en relación al mismo mes de 2018.

La señora de Hernández consideró que la migración irregular es un tema desafiante para todos los países, sobre todo lo que tiene que ver con menores no acompañados y unidades familiares.

“No podemos desconocer que la migración tiene que ver con la vida de las personas; cada niño, cada familia, cada hombre, cada mujer, tiene una historia de vida detrás de ellos y de la decisión que lo motiva a migrar. Ellos necesitan del acompañamiento, del apoyo y de las respuestas que como sociedad y como Estado podamos ofrecer”, manifestó.

Las causas de la migración varían de acuerdo al país; sin embargo, el objetivo común tiene que estar centrado en cómo se apoya a las familias, brindándoles una atención integral, tanto en los países de origen como en los de tránsito y destino, dijo.

La señora de Hernández reconoció el compromiso que en los últimos años han tenido los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), Estados Unidos y México en materia de prevención y atención a nuestros compatriotas.

Asimismo, destacó el apoyo de Unicef en materia de atención a la niñez, mediante iniciativas conjuntas como el recibimiento en el Centro de Niñez, Adolescencia y Familia Belén y el programa Retorno con Alegría.

Fenómenos migratorios

Durante su disertación la señora de Hernández mostró las estadísticas migratorias de Honduras en los últimos 15 años, que revelan comportamientos similares con altibajos en diferentes períodos.

Indicó que desde 2014 el presidente Hernández le dio prioridad al tema migratorio, por lo que creo la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante Hondureño, que articula los esfuerzos que diferentes instituciones del Estado realizan en materia de recepción y reinserción de la población migrante.

“Así fue como comenzamos una larga ruta. El camino no ha sido fácil. En estos seis años hemos visto cambios en los fenómenos migratorios. En el 2014, una crisis de menores no acompañados; luego, en el 2017, las cifras de retornos descendieron, mientras que en el 2018 y 2019 las cifras aumentaron a raíz de las movilizaciones denominadas caravanas migratorias”, expresó.

En 2019 las cifras de unidades familiares se incrementaron de forma significativa, con estadísticas nunca antes vistas; muchos niños estaban siendo utilizados como escudos fronterizos e incluso se encontraron casos de menores que cruzaron la frontera en repetidas con ocasiones con personas diferentes para poder garantizar el paso de los adultos que los acompañaban, declaró.

Al 11 de noviembre de este año, han retornado 98.016 hondureños, de los cuales 60.869 vienen de México y 36.708 de los Estados Unidos, mientras que el resto vienen de Centro y Suramérica, Asia y Europa.

Reducción de cifras

En base a las estadísticas proporcionadas por el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, la primera dama mostró cómo las detenciones tuvieron un incremento significativo entre abril y julio pasado.

Sin embargo, como producto de los acuerdos migratorios con los Estados Unidos y México, las cifras de aprehensiones de hondureños en territorio estadounidense van a la baja, y durante octubre pasado disminuyeron en un 56%.

En el caso de menores acompañados, las estadísticas indican que en lo que va del año fiscal 2020 de los Estados Unidos (octubre 2019-septiembre 2020), se presenta una reducción del 67% en relación a octubre de 2018, cuando se aprehendió a 3.881 menores, mientras que el mes pasado fueron 1.282.

Mientras tanto, las cifras de menores no acompañados mostraron una reducción de 56%, teniendo en cuenta que en octubre de 2018 se reportaron 1.062 y el mes pasado fueron 470.

De la misma manera, en el caso de adultos solos hay un descenso de 49% en relación a octubre del año anterior.

Además, la primera dama se refirió al tránsito de migración irregular por Honduras, el cual, durante los primero cinco meses de este año, tuvo un promedio mensual 4.980 extranjeros, pero en los últimos meses disminuyó en un 63% como resultado de diversas medidas en los puntos fronterizos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *