“Las cosas no llegan cuando uno quiere, llegan cuando Dios dice que ya es el tiempo indicado para parar de sufrir”, dijo don Francisco Moreno, de 46 años de edad, que junto a su familia recibió una vivienda del programa Vida Mejor en San Pedro Sula.

Don Francisco y su esposa, Aida Flores, son vecinos de la colonia San Antonio, de la aldea El Ocotillo, del municipio de San Pedro Sula. Ellos y sus cuatro hijos (Javier, Nicol, Alexandra y Ronald) vivían en condiciones indeseadas por cualquier hondureño, pero con la fe inquebrantable puesta en Dios su sueño se realizó de manera inesperada.

“Yo siempre oré porque este momento llegara. Hace cuatro años, con mucho esfuerzo compré este terreno; como pude levanté las paredes de láminas y un toldo para cubrirnos del frío y el agua para no seguir alquilando”, comenzó su relato don Francisco.

“Un día vinieron unos promotores del programa Vida Mejor, me dijeron que yo califiqué para la construcción de la casa y me dijeron que botara lo que ya tenía hecho porque al día siguiente iniciaría la construcción de la casa”, continuó diciendo.

“Al principio yo no quería botar mi casa, pues hubo mucha gente negativa que siempre me decía que me iban a dejar engañado; dudé por un instante, pero puse mi fe en Dios y en Juan Orlando y confié en su palabra y gracias a esa fe, el Gobierno me está entregando la casa este día”, expresó emotivamente don Francisco Moreno.

“Dios quiso que este día mi familia y yo fuésemos bendecidos con una casa”, añadió entre lágrimas y visiblemente emocionado al recibir las llaves de lo que a partir de hoy será un nuevo comienzo en mejores condiciones de vida.

Vida Mejor, un orgullo

“Nos sentimos orgullosos del programa Vida Mejor; satisfechos por el resultado al entregar viviendas a familias humildes y luchadoras como la de don Francisco y Aida, que hoy muy emocionados, contentos y con mucha esperanza en su futuro, tendrán una nueva oportunidad de mejorar su nivel de vida gracias a la vivienda que hoy en nombre del pueblo hondureño le estamos entregando”, dijo la primera dama Ana García de Hernández.

La primera dama, en representación del presidente Juan Orlando Hernández, visitó la comunidad de El Ocotillo, donde muchas familias han recibido beneficios de la plataforma de desarrollo social Vida Mejor.

“En esta comunidad se están construyendo pisos, techos y más viviendas; a nivel nacional son miles de familias las que se han beneficiado desde 2014. Con Vida Mejor tenemos impacto positivo en los indicadores de reducción de la pobreza y vamos a continuar con el programa por el bien del pueblo hondureño”, agregó la esposa del mandatario hondureño.

La primera dama fue acompañada por la viceministra de Desarrollo e Inclusión Social, Lissy Cano; la gobernadora departamental de Cortés, Wiladina Chang; la directora del Instituto Nacional de Migración, Carolina Menjívar, y el diputado Alberto Chedrani Castañeda, entre otras autoridades locales.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *