septiembre 19, 2020

 
Tegucigalpa. El comisionado de la Junta Interventora de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) José Boquín, expresó hoy que “nuestra misión fundamental es hacer que los siete hospitales móviles se instalen en el país y empiecen a dar el servicio para el cual fueron comprados”.

 
Invest-H adquirió por un valor de 47 millones de dólares (L1,167 millones) 7 hospitales móviles en Turquía, a fin de contribuir a la emergencia por la pandemia del COVID-19 que enfrenta el país.
 
Dos de los hospitales ya están siendo instalados en Tegucigalpa y San Pedro Sula, mientras que los otros cinco se encuentran en Ankara, capital de Turquía, cuya fabricación lleva un avance de 80% y se anunció que estarán en Puerto Cortés a finales de septiembre.
 
Al respecto, Boquín dijo que “si nosotros en este momento, damos declaraciones sin fundamento, podemos perjudicar el total de la investigación y por eso ya trazamos un plan”.
 
“El primer paso es instalar lo más rápido posible los dos hospitales móviles que ya se encuentran en el país y la segunda misión fue la de ubicar los cinco hospitales restantes y conocer su estatus”, señaló.   
 
“Se nos ha informado que de los cinco hospitales móviles, dos se terminarán de construir el 18 de agosto y los otros 3 terminarán de construirse el 28 de agosto, una vez pasados cuatro días serán embalados y enviados a puerto”, según el comisionado de Invest-H.
 
*Biomédica*
 
“Otra de las misiones es enviar a Ankara la próxima semana, una comisión integrada por dos personeros de Invest, un ingeniero biomédico y un ingeniero electromecánico, a fin de constatar y verificar todo lo que nos han dicho y el cuarto punto, es una vez instalados lo siete hospitales se contratará una empresa internacional experta en biomédica, que nos venga a realizar un avalúo de lo que ya tenemos en el país”, amplió el funcionario.  
 
Señaló que “con ese avalúo y un estudio actuarial se determinará la relación de valor de los hospitales, porque no es lo mismo comprarlos en mayo que tenerlos ya instalados en septiembre”.
 
“Entonces, hay que hacer un cálculo actuarial para determinar exactamente la cantidad de dinero, el diferencial de estos hospitales que pudiesen estar sobrevaluados o no pudiesen estar sobrevaluados, eso nos lo dirá de manera científica el estudio actuarial”, subrayó Boquín.  
 
“Invest-H hará una auditoría forense de toda la operación de la entidad, desde el 1 de enero del 2020 hasta el día que nosotros entreguemos el informe”, puntualizó el interventor, tras afirmar que se “desembolsaron alrededor de 1,200 millones lempiras por la compra del equipo hospitalario”.
 
Para finalizar, agregó que “esta fue la estrategia que trazamos en la Junta para poder dar resultados inmediatos y dentro de un par de días tendremos a los dos hospitales funcionando para atender al público de Tegucigalpa y San Pedro Sula, lo que es vital para nuestra gente”.
 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *