octubre 25, 2020

 
Tegucigalpa. La directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), Migdonia Ayestas, manifestó que la violencia es un  fenómeno cultural.

 
Aunque los actos violentos han reportado una disminución este año, en comparación con el año anterior, en las últimas semanas se ha presentado un repunte de muertes violentas.
 
En los últimos 7 años se ha logrado bajar el índice de violencia en más de un 50 por ciento, en 2012 y 2013 se reportan 92 muertes por cada 100,000 habitantes, el 2019 cerró con 42 muertes por cada 100,000 habitantes.
 
Sin embargo, la tasa es todavía muy alta si se compara con Latinoamérica, donde la tasa de muertes violentas es de 10 habitantes por cada 100,000.
 
“La violencia es una práctica cultural, un fenómeno que tiene muchas causas, pero también tiene muchas fases”, dijo.
 
“Así como el narcotráfico, hay captura, se reestructuran y siguen operando porque es multifacético”, manifestó.
 
Mencionó que la violencia doméstica, violencia intrafamiliar, maltrato a niños y jóvenes son algunos de los factores que influyen en que los índices de muertes violentas incrementen.
 
“También hay un problema de delincuencia común, la falta de fuentes de empleo hace que tengamos personas marginadas y excluidas”, expresó.
 
Acciones
 
Ayestras es del criterio que este problema debe ser abordado de manera integral para reducir las muertes violentas en Honduras.
 
“Así como se está trabajando contra el COVID-19, que los están viendo como un problema de salud pública, los homicidios, que han muerto más que el COVID-19, hasta el 16 de agosto habían 2,020 homicidios”, lamentó.
 
“Ahí es donde se vuelve necesario establecer estrategias que tengan que ver desde la acción de la seguridad pública, hasta el acercamiento de la ciudadanía y con el trabajo que tiene que ver las alcaldías porque la seguridad es un tema que tienen que plantear en sus presupuestos”, indicó.
 
Aclaró que “la seguridad no solo tiene que ver con la responsabilidad de la Policía Nacional, sino que es una estrategia de todos los ciudadanos”.
 
En ese sentido, consideró que la población no debe acomodarse a ver como normales las muertes violentas, sino denunciar y hacer lo que está a su alcance para detener tal flagelo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *