octubre 21, 2020

Tegucigalpa. El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) Miguel Aguilar, dijo hoy que Honduras necesita que el proyecto hidroeléctrico Patuca III que se construye en Olancho,“entre al sistema a la brevedad posible”.

 
En ese sentido, sostuvo que, “con la voluntad de todos los sectores involucrados, la obra puede entrar en operación en la segunda quincena de octubre, como estaba previsto pues aquí ya no debe haber excusas”.
 
“Nosotros esperamos que este proyecto entre en octubre y en ese sentido, le hago un llamado al gobierno y a la interventora de la ENEE a que hagan su mejor esfuerzo para que la obra arranque el próximo mes”, aseguró.
 
“Sino entra en octubre este proyecto prácticamente el país está condenado a experimentar una pérdida de 25 millones de dólares, porque hay que aprovechar los mejores niveles de agua del invierno para hacer las pruebas normales que se deben impulsar en un proyecto nuevo y también inyectar toda esa energía a Juticalpa”, sugirió el dirigente.
 
“Este tema de Patuca es un tema de país y es un problema de ejecución y de voluntad política de los gobiernos, por ahora estamos a un kilómetro del encendido del motor del proyecto que vale más de 500 millones de dólares”, agregó.
 
Unidades
 
“Las dos unidades de Patuca tienen una capacidad nominal de 52 megavatios cada una, es decir, son en total 104 megavatios y lo que se deben aprovechar son los tiempos del invierno para tener la mayor capacidad de generación y que esta energía llegue a Juticalpa en una línea de 230”, planteó.
 
“Lamentablemente, pueblo hondureño el proyecto se ha detenido, cuestionado y hasta bloqueado y eso hoy en día pega porque con lo que se puede generar con una cuota 290 sólo podría llegar a los 70 megavatios que van a Juticalpa”, agregó.  
 
Recordó que “el plan de expansión no es nuevo pues data desde hace doce años y hoy la Ley General de la Industria Eléctrica establece que ese plan debe revisarse cada dos años”.
 
Cuestionó que “en el proceso de intervención de la ENEE no se ha hecho nada y en siete meses se han estancado los procesos de operación de la empresa, al extremo que las mismas subestaciones y las plantas en todo el país están enmontañadas”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *