Tegucigalpa. El epidemiólogo, Henry Andino, manifestó que es inevitable un rebrote de COVID-19 en el país porque la gente no se está cuidando como al principio.

 
Durante varias semanas, los contagios de virus se mantuvieron estables, incluso hacia la baja, sin embargo, en los últimos días, la curva ha ascendido.
 
Se logró bajar el número de hospitalizaciones, así como las personas que se complicaban y por ende, la cifra de fallecidos por la enfermedad.
 
Con la reapertura económica y la inconciencia de la población, todo indica que en las próximas semanas se reportarán más casos positivos del virus.
 
“Por mucho que hayamos aceptado el haber salido a la calle y reincorporarnos a la economía, al principio lo hicimos ordenadamente, ahora lo estamos haciendo sin ningún orden”, lamentó.
 
“La gente no ha captado los mensajes que hemos enviado y quizá nosotros tengamos una responsabilidad en eso, no en alarmar a la gente, sino en informarla”, expresó.
 
Cuidado
 
Andino recomendó a la población volver al uso adecuado de la mascarilla, el lavado y desinfección de manos, así con cumplir con el distanciamiento físico.
 
“Tenemos que tener mucho cuidado, estamos viendo lo mismo que sucedió y no me quisiera imaginar que en los próximos meses vamos a duplicar el número de casos”, advirtió.
 
Manifestó que de acuerdo con las últimas cifras de contagio, las proyecciones indican que a partir de la segunda quincena de octubre iniciará un rebrote muy fuerte del virus.
 
“Para el 10 de octubre proyectábamos alrededor de 79,900 cosos y ya tenemos 80,000, la curva está cumpliendo con lo que estábamos estimando”, señaló.
 
En ese sentido, expresó que “es el momento para hacer algo y revertir las proyecciones y no lamentarse a futuro”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *