octubre 22, 2020

San Pedro Sula. Con el traslado de los primeros 22 pacientes de covid-19 desde el Hospital Mario Catarino Rivas, hoy comenzaron a funcionar las nuevas y modernas instalaciones del hospital móvil de San Pedro Sula, diseñadas para brindar servicios de calidad y calidez a los pacientes sospechosos de esa enfermedad causada por el coronavirus.

Esta nueva infraestructura llega a elevar la atención de pacientes, ya que el centro hospitalario contaba únicamente con cuatro camas para brindar el servicio de cuidados intensivos.

Los pacientes fueron movilizados por ambulancias y personal de la Unidad Médica de Emergencia de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Si bien se ha tenido un crecimiento de pacientes con covid-19, con las nuevas instalaciones de calidad, debidamente equipadas, se logrará salvar más vidas, objetivo que ha sido primordial desde que comenzó la emergencia pandémica en el país.

La directora del Hospital Mario Catarino Rivas, Ledy Brizzio, declaró que ‘’desde hace una semana se está trabajando en la planificación del traslado de los pacientes que se movieron hoy. Previamente se hizo una verificación de los equipos (del hospital móvil) para su debido funcionamiento”.

Explicó que “se trasladaron pacientes más estables, que son alrededor de 10, actualmente la sala tiene 13 personas con covid-19, se tiene previsto hacer el traslado de 22 pacientes. Se mantendrán seis pacientes en la sala Santos Inocentes debido a que están en estado critico que no pueden ser movilizados”.

“Sin embargo, el área de filtro está funcionando desde hoy temprano en la mañana; los pacientes que llegan por una atención covid-19 están siendo derivados al filtro de atención en dicha ubicación’’, indicó la directora del Hospital Mario Catarino Rivas.

Brizzio agregó que la atención será diferenciada sin mezclar a los pacientes con otro tipo de patologías.
Explicó que la persona sospechosa de covid-19 pasará directamente a la calzada de emergencia y luego al lugar donde se le aplicará un triaje; si es identificado con sospecha de covid-19, irá directamente a las nuevas instalaciones del hospital móvil.

Se fortalece infraestructura sanitaria
El viceministro de la Secretaría de Salud, Roberto Enrique Cosenza, anunció que con estos nuevos equipos se contará con 14 camas para la unidad de covid-19, funcionarán dos módulos para tratar pacientes más estables, otros cuatro módulos para pacientes con cuidados intermedios y dos últimos para pacientes que requieren de cuidados intensivos.

Asimismo, destacó que con los hospitales móviles la infraestructura sanitaria se fortalecerá en San Pedro Sula.

La nueva infraestructura hospitalaria cuenta con el equipo necesario, como ventiladores mecánicos, bombas de infusión y su propia planta de oxígeno, la cual puede abastecer una proyección de 90 camas; actualmente están funcionando 62 camas.

Asimismo, tiene un sistema redundante energético, una planta potabilizadora de agua con ósmosis inversa.

Recurso humano capacitado
La directora del Hospital Mario Catarino Rivas, Ledy Brizzio, agregó que se hizo la instalación para la conexión del equipo de diálisis para los pacientes de insuficiencia renal.

Además, se cuenta con el recurso humano que ya laboraba en la sala de covid-19, personal que está motivado por contar con las instalaciones adecuadas para atender a la población hondureña.

El personal de salud ha sido debidamente capacitado y también se está contratando nuevo personal experto para cumplir con las necesidades de los servicios de salud, un aproximado de 100 a 120 personas, recurso conformado por médicos generales, intensivistas, internistas, técnicos de laboratorios, microbiólogos, técnicos de rayos X, enfermeras, licenciadas en enfermería y personal asistencial.

Para el personal del Hospital Mario Catarino Rivas ha sido un reto trabajar en corto tiempo para darle una pronta respuesta a la comunidad hondureña, sin dejar de lado la motivación y alegría que siente al comenzar operaciones y de esta manera brindar el servicio de salud que los pacientes necesitan.

Cosenza mencionó que este equipamiento, a largo plazo, permitirá atender otras patologías, dando una rápida respuesta de atención a la población. Dichas instalaciones se adquirieron con la finalidad de atender la emergencia de la pandemia que atraviesa el país, pero quedarán en los establecimientos de salud, ayudando a mejorar la atención de salubridad.

El hospital móvil de Tegucigalpa podría estar listo a finales de este mes. Las unidades de Choluteca y Santa Rosa de Copán ya se encuentran en la aduana de Puerto Cortés y el Ministerio Público inició el proceso de verificación para luego enviar a sus respectivos lugares de instalación.

Con esto se demuestra que la Secretaría de Salud ha venido trabajando desde el inicio de la pandemia y uno de sus principales principios es brindar un mejor servicio de salud al pueblo.

De igual modo, el viceministro de Salud, Roberto Cosenza, añadió que la mejor vacuna que tiene el hondureño en este momento es el cuidado personal y optar por las nuevas prácticas de las medidas de bioseguridad para evitar el contagio de covid-19.

Paciente agradecido
Uno de los primeros pacientes trasladados al hospital móvil agradeció al personal médico y técnico por la atención de calidad que se le ha brindado.

‘’He recibido una atención de primera, como si estuviera en una clínica privada; esto se mira bien moderno, aseado, es un espectáculo. Dios quiera que, para las generaciones futuras, traigan otros hospitales móviles al país. Ustedes se parten el alma con nosotros’’, finalizo diciendo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *