diciembre 3, 2020

San Pedro Sula. El viceministro de Salud, Roberto Cosenza, manifestó que la implementación de triajes y el fortalecimiento del primer nivel de atención en la zona norte del país y en Francisco Morazán ha generado la disminución de ingresos hospitalarios de pacientes con la COVID-19.

“Con el fortalecimiento del primer nivel de atención en la red hospitalaria, se han ido disminuyendo las hospitalizaciones por la COVID-19, sin embargo, no se debe bajar la guardia, ya que se siguen registrando casos de esta enfermedad”, expresó Cosenza.

El funcionario, detalló que otro de los factores que ha contribuido a que en la zona norte se tenga una curva epidemiológica en tiempo real, es que San Pedro Sula posee su propio laboratorio para el procesamiento de pruebas PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa).

Destacó, que también se ha logrado ampliar la capacidad en las Unidades de Cuidados Intensivos.

“Se ha fortalecido el segundo nivel de atención donde no teníamos suficiente número de camas en cuidados intensivos, hoy tenemos un mayor número de camas”, expresó el funcionario.

El galeno, recalcó que los departamentos de Francisco Morazán y Cortés que al inicio fueron los epicentros de la pandemia a nivel nacional, han tenido un descenso de casos de COVID-19, pese a que estos sectores no fueron cerrados en su totalidad desde que se registraron los primeros casos del virus.

Meses críticos
Cosenza, explicó que a finales de junio y a inicios de julio se llegó a tener una positividad de un 65 a un 70 por ciento en los casos de la COVID-19.

Sin embargo, se ha visto un descenso en los ingresos intrahospitalarios hasta este día en el Hospital Mario Catarino Rivas, se tienen 30 pacientes ingresados de los cuales cuatro permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos.

En el Hospital Leonardo Martínez, se reportan 29 pacientes ingresados, uno de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos, en total son 59 pacientes que se tienen entre los dos centros asistenciales.

Mientras tanto, en el Hospital de Puerto Cortés también ha tenido un descenso hasta hoy se tienen cuatro pacientes ingresados con síntomas de la COVID-19.

Asimismo, el Hospital de El Progreso que en su momento rebasó su capacidad de atención, hoy tiene nueve pacientes ingresados.

De igual forma, en las clínicas privadas ha disminuido el número de ingresos por COVID-19 en el departamento de Cortés, y eso ha dado una pauta como centros centinelas de los ingresos intrahospitalarios que se tienen en este momento.

Disminución de muertes
Por su parte, la exministra de Salud Elsa Palou, destacó que el uso de los tratamientos Maíz y Catracho en su momento contribuyeron a la disminución de muertes por la COVID-19.

No obstante, la doctora Palou, incitó a la población a continuar con las medidas de bioseguridad como: el uso de mascarilla, lavado constante de manos con agua y jabón, utilizar alcohol gel y el distanciamiento físico .

De igual forma, el neumólogo Carlos Aguilar, pidió al Gobierno a continuar con el fortalecimiento de los hospitales del país, ya que podría darse una segunda oleada de la COVID-19.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *