Tegucigalpa. El daño provocado por las tormentas tropicales Eta e Iota, en la estructura de la producción agrícola del país, es “sumamente drástica y de consecuencias impredecibles”, manifestó hoy el Secretario de Coordinación General de Gobierno, Carlos Madero.

De manera preliminar se registra una afectación de más de 54 mil manzanas de producción agrícola que se perdieron totalmente y un poco más de 280 mil manzanas que quedaron severamente dañadas.

“Lo cual es sumamente preocupante por cuanto el sector agrícola representa el 33 por ciento de la fuerza laboral hondureña”, agregó.

Destrucción dramática

Madero indicó que por el momento la mayor atención está puesta en el sector infraestructura, pero pocos están reparando en el enorme daño sufrido por el sector agrícola, “donde hay cuantiosas pérdidas, por lo que es un sector que ha quedado vulnerable”.

El ministro agregó que en la zona norte hay graves problemas con la producción de banano, pues hay más de 4 mil hectáreas que prácticamente se perdieron, cuantiosos daños en cultivos de palma africana, daños graves en la producción de caña de azúcar “y hay que enfrentar el proceso de sacar la producción de café, con vías de comunicación fuertemente dañadas”.

Señaló que los rubros mencionados son altamente sensibles para la balanza comercial del país, y que por eso es ineludible formular un plan nacional de reconstrucción sostenible, “y que tiene forzosamente que incluir el elemento sostenible porque todo esta tragedia, tiene un principio, que viene desde mucho antes de los fenómenos naturales y que, entre otras cosas, tiene que ver con la destrucción masiva de los bosques del país.

Recuento general

En el recuento general preliminar, el Coordinador de Gobierno, señaló que al momento se registra casi 3.8 millones de personas afectadas, y que es probable que la cifra final supere los 4 millones de personas. Por el momento el número de muertes asciende a las 91 personas.

Madero refirió que, a la fecha, más de 123 mil personas han sido rescatadas en diferentes circunstancias, van 53 mil 488 viviendas afectadas por inundaciones “y seguramente cuando bajen las aguas la cifra va a subir dramáticamente, porque en casos como el de Valle de Sula, la situación es sin precedentes”.

Dijo que en infraestructura, en este momento, se registra 47 puentes totalmente destruidos y 57 que están severamente dañados, o sea que se trata de más de 100 puentes, de 267 caminos y carreteras afectadas, en más de 700 episodios.

En diversos puntos del territorio nacional, en Colón, El Paraíso, Olancho, “tenemos cualquier cantidad de episodios, inundaciones, derrumbes, calles lavadas, puentes dañados, entre muchas otras cosas, es decir la afectación en la infraestructura, anda muy cercana a la del huracán Mitch”, agregó.

Según el ministro, el impacto en la economía por efectos de la pandemia del covid-19, ya representaba, por sí sola, la caída más grande del Producto Interno Bruto (PIB), de la historia del país, y con el impacto de las dos tormentas tropicales , “prácticamente tocamos fondos, es decir el país está en una emergencia como nunca antes en la historia la pudo tener”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *