enero 16, 2021

Tegucigalpa. El ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, aseguró que el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández dejará terminados los estudios y el financiamiento de las represas Llanitos y Jicatuyo para mitigar las inundaciones en el Valle de Sula.

Para la actualización de los estudios se establecerá el esquema de licitación para que se desarrolle con el acompañamiento de las comunidades, tanto del Valle de Sula como de los municipios de Santa Bárbara.

Díaz, expresó que este será un beneficio para todos en términos de la mitigación de desastres naturales para no volver a pasar por una situación de catástrofe como se vivió en el Valle de Sula con las tormentas tropicales Iota y Eta.

Visión de país

Indicó que es fundamental que los gobiernos locales se involucren en los proyectos, por eso justamente estos temas llegaron a la región del Valle de Sula, ya que están enmarcados en la Ley de plan de Nación y Visión de País.

La construcción de las represas no debe ser un proyecto solo del Gobierno, sino que tiene que ser un proyecto de la sociedad hondureña, un proyecto de nación, de país, expresó el funcionario.

“Estos proyectos son prioridades para el Valle de Sula, pero también tenemos que volver la mirada hacia otras regiones que también fueron afectadas”, expresó.

El ministro aseguró que el gobierno del presidente Hernández dejará listo el tema de la actualización de los estudios, iniciado el procedimiento de estructuración, financiamiento y licitación para la construcción de estas dos represas y la administración que tendrá que continuar la obra.

Generación de energía limpia

Refiriéndose a la represa El Tornillito, explicó que es otro proyecto que está siendo desarrollado con fondos privados para la generación de energía y está pendientes de concluir algunos tramos, para lo cual se han puesto en contacto con los concesionarios de este proyecto.

El funcionario indicó que este proyecto también es una prioridad nacional, no tanto por el tema de generación de energía, sino por el valor de la represa y es importante que esté finalizado ya que también viene a mitigar las inundaciones en el Valle de Sula.

“Así que efectivamente, ese es un proyecto que estamos revisando con mayor énfasis para impulsar a la empresa privada que acelere la construcción de esa represa de El Tornillito”, expresó Díaz.

Nuevo proceso

En cuanto a los proyectos de Llanitos y Jicatuyo, aseveró que éstos fueron comprometidos con una empresa brasileña en el Gobierno del Presidente Zelaya “estamos hablando de estudios, sin embargo, no se hizo el cierre, hubo un enredo ahí con esta empresa”, expresó.

“Nos tocó a nosotros desenredar lo que pactó el gobierno del presidente Zelaya. No estoy culpando, ni estoy responsabilizando, solo estoy diciendo como eran y como estaba la situación”, expresó Díaz.

El ministro indicó que en lo que respecta al proyecto de Llanitos y Jicatuyo, formó parte de la comisión y viajó a Panamá para reunirse con los representantes de la empresa que contrató el gobierno del Presidente Zelaya, que fue Odebrecht para el diseño, construcción y operación de estas represas.

“Estábamos justamente en ese ambiente que fue un escándalo de carácter mundial y ahí les expresamos que teníamos el interés de rescindir el convenio que acordó el gobierno del presidente Zelaya para que nosotros iniciáramos con otros mecanismos el diseño, la construcción y la operación de estas represas Llanitos y Jicatuyo”, relató Díaz.

Aseguró que el proceso llevó mucho tiempo, ya que esos temas legales son muy difíciles, si no hay cuidado el país cae en demandas multimillonarias que después se terminan pagando.

Indicó que afortunadamente ese tema ya fue cerrado y ahora el gobierno se encamina para abrir un nuevo esquema, pero la construcción de las represas Llanitos y Jicatuyo es una prioridad nacional, reiteró.

Compromiso actual

Aseguró que ese es el compromiso que el presidente Juan Orlando Hernández ha asumido en cuanto a Llanitos y Jicatuyo, así como con El Tablón que ya cuenta con los estudios definitivos y el financiamiento.

“Me alegra que los alcaldes del Valle de Sula y el sector privado de la zona estén exigiendo y que establezcan los proyectos como un tema de agenda nacional”, expresó el funcionario.

Reiteró que la construcción de las represas no deben ser un compromiso solo del presidente Hernández, como gobierno hacen su parte para priorizar el desarrollo del proyecto.

Invitó a los candidatos a la presidencia a que asuman el compromiso para el desarrollo de los proyectos, los cuales también deben convertirse en una petición constante de la sociedad hondureña.

“Estamos en un momento que debemos levantar a Honduras, debemos construir este país y tenemos que hacerlo de la forma correcta, con transparencia, participación de la sociedad y con los libros abiertos, no debe haber secretos”, expresó.

Asimismo, el ministro manifestó que es importante la creación de un sistema de veeduría social y auditoría para la contratación, la ejecución y el funcionamiento de estos proyectos “también tiene que haber una veeduría y una auditoría profesional, de alto nivel”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *