Cortes.- El municipio de San Antonio, Cortes, recibió hoy ayuda humanitaria por valor de más de 290 mil dólares, para atención en servicios de salud, donados por el Proyecto Bomberos para Honduras de Quebec, Canadá, destinados a atender a la población de este municipio
La ayuda humanitaria consiste en 13 ecógrafos, 12 camillas para adultos y 8 para niños, 36 sillas de ruedas, 50 atriles y otros insumos importantes en la atención de la salud.

La entrega se realizó a la municipalidad de San Antonio, por la Subsecretaria de Cooperación y Promoción Internacional Karen Najarro y el Secretario de Gobernación Leonel Ayala.

En el evento de entrega también participó, de forma virtual, el Cónsul General en Montreal, Canadá, Héctor Ramírez.

El donativo fue recibido por el alcalde municipal de San Antonio, Santos Murillo Rivera y otros funcionarios municipales.

Tras recibir la ayuda, el edil agradeció a las autoridades de Gobernación y Cancillería, por el apoyo a esta comunidad que vendrá a ser un alivio para alrededor de 40 mil personas que viven en el municipio y comunidades aledañas del departamento de Santa Bárbara.

Por su parte la vicecanciller Najarro expresó la disposición de continuar gestionando cooperación con la comunidad internacional para la reconstrucción del país, tal como lo ha planificado el presidente Juan Orlando Hernández, quien ha tenido que enfrentar los efectos económicos de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19 y los daños ocasionados por los dos fenómenos naturales que uno tras otro golpeó fuertemente Honduras.

“Con este donativo se mejorará la atención médica de esta parte sur del departamento de Cortés, viéndose beneficiado también los centros de salud de Nueva Granada, La Ceibita y Col San Juan, con impacto de beneficio para aproximadamente de 27 mil connacionales, de los 225 kilómetros cuadros del término Municipal, con alrededor de 23 aldeas y 133 caseríos” informó la diplomática.

Por su parte el ministro de Gobernación Leonel Ayala recordó parte de las historias que ha vivido a través del tiempo la zona norte de Honduras, al verse golpeada cada 20 años por huracanes, que cada vez se intensifican producto del cambio climático.

“Este ha sido el año más difícil en la historia de Honduras, soportamos una pandemia con efecto mundial y dos huracanes en menos de 15 días.

Expresó que el desafío ha llevado a la construcción de tres represas que vendrán a reducir el nivel de las inundaciones y de paso beneficiar con energía hídrica a más bajo precio.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *