Tegucigalpa.- Luego que el Inspector General del Instituto Penitenciario Nacional (IPN) Ramón García, manifestara en horas de la mañana que las celdas de la cárcel de máxima seguridad no puede ser habitadas porque están no reúnen las condiciones necesarias, el Ex ministro de seguridad Oscar Álvarez Guerrero aclaró, que la verdadera razón para que esta no sea utilizada es la falta de procedimiento y la delincuencia que le hace daño al país.

Álvarez Guerrero aseguró, que cuando él recibió esa cárcel, su construcción ya estaba en un 80 por ciento porque se habia iniciado en el período del ex ministro Jorge Alberto Rodas.

Sostuvo que en su administración solo se encargó de finalizar los servicios sanitarios, las camas y colocar las rejas al inmueble.

Seguidamente el también diputado, señaló que a juicio de expertos y asesores norteamericanos, es una cárcel como las de los Estados Unidos, “con todos los requisitos necesarios para poder alojar a los privados de libertad más peligrosos del país”.

“Tengo información no confirmada que personas querían destruir este centro, para que no fuera ocupado por los más peligrosos, entonces permitieron que entraran piochas y barras para empezar a destruir la institución”, manifestó.

Explicó que esa situación es realmente triste, “aquí no quiero yo apuntar o señalar personas, porque al final el delincuente se siente impune, sabe que no va pagar por sus delitos y vive a sus anchas”.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *