Tegucigalpa. Las autoridades de la Secretaría de Educación, recibieron hoy la validación de los protocolos de bioseguridad por parte de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, y a su vez fueron dados a conocer al público en general.

La normativa será aplicada en los centros educativos Gubernamentales y no Gubernamentales del país.

Los protocolos de bioseguridad para prevenir la propagación de la COVID-19 en los centros educativos nacionales fueron elaborados por las autoridades de la Secretaría de Educación, con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a través de sus proyectos “Empleando Futuros”, “De Lectores a Líderes” y “Asegurando la Educación.

Retorno seguro a clases

El objetivo es establecer las bases para un eventual retorno seguro a clases, cuando las autoridades de gobierno lo autoricen, implementando medidas de bioseguridad para los docentes, personal administrativo y auxiliar de las escuelas.

Mediante los lineamientos se busca capacitar a 45 mil docentes de manera virtual iniciando en el mes de febrero de 2021.

El secretario de Educación, Arnaldo Bueso, manifestó que el lanzamiento del protocolo de bioseguridad es una herramienta necesaria para garantizar la salud y el bienestar de los educandos, docentes, personal administrativo y directivo del sector educativo.

Añadió que las normas de bioseguridad además de ser obligatorias son el medio para asegurar y garantizar el bienestar de los niños, adolescentes y también de sus familias.

“El protocolo de bioseguridad junto a la Estrategia de Retorno Seguro a Clases se convierte en uno de los pilares fundamentales para un regreso seguro a los centros educativos, esta es una guía que contiene las responsabilidades y roles de las autoridades, la descripción de las actividades que deben cumplir previo, durante y después de la jornada educativa”, subrayó.

“Estamos muy contentos de dar este paso tan determinante, hoy lo que sigue es capacitarnos y ponerlo en práctica”, apuntó.

Bueso, dijo que las autoridades educativas, los educandos y sus familias deben de ser los primeros que deben de capacitarse, y servir de ejemplo y ser garantes de que todas las normas se apliquen.

Socialización

La viceministra de Educación, Gloria Menjivar, manifestó que este es un documento afinado y consensuado con diferentes sectores.

“Este documento que estamos recibiendo nos va a permitir iniciar el proceso de formación docente en el que tenemos metas establecidas para que de manera gradual comenzemos con la nueva normalidad en los centros educativos”, detalló.

Por su parte el viceministro de Trabajo, Mario Villanueva, calificó el acontecimiento como algo histórico para el Sistema educativo.

Afirmó que esto va a venir a reforzar la Estrategia de Retorno Seguro a los centros educativos una vez lo autorice el SINAGER.

“Tras varios meses de trabajo, nos complace celebrar la culminación del protocolo de bioseguridad para el Sector Educación”, afirmó el director de La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en Honduras,Fernando Cossich.

Según Cossich, este protocolo contribuirá con acciones que garantizan el derecho a la educación y cuidado de la salud, y vida de los miembros del sistema educativo nacional, en el contexto que estamos viviendo.

La USAID apoyó este proceso desarrollando los manuales de capacitación.

Cobertura

El protocolo permitirá que más de 2 millones de niños, niñas y jóvenes reciban orientación de como prevenir la COVID-19.

“También se crearon alrededor de 700 videos educativos y se adaptó material de apoyo, documentos impresos y guías para la educación a distancia”, expresó.

“Nos complace colaborar para fortalecer estrategias y campañas de prevención ante la COVID-19, es tarea de todos cuidar la salud de los niños, niñas y jóvenes de Honduras”, exteriorizó.

Este documento es una guía que contiene las responsabilidades y roles de las autoridades, una descripción de las actividades que deben cumplir previo al inicio de las clases, y la importancia de desarrollar e implementar un programa de limpieza e higienización.

También el establecimiento de controles administrativos y técnicos, así como las medidas generales y específicas que en materia de bioseguridad se deben aplicar de manera rigurosa.

Los lineamientos para centros educativos surge de la creación exitosa de protocolos especializados en bioseguridad con el sector privado, y del alto número de docentes y administradores capacitados en el curso de normas básicas de bioseguridad.

Su alcance es de carácter nacional y su cumplimiento es obligatorio para todos los Centros Educativos Gubernamentales y no Gubernamentales y el resto de la comunidad educativa.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *