El Consejo Nacional de Defensa y Seguridad decidió este lunes la intervención de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), en el combate de la comisión de los delitos y las acciones criminales conexas en el sector transporte e interurbano en todo el país.

En conferencia de prensa brindada en Casa Presidencial, el Gobernante Juan Orlando Hernández informó que en la reunión con los diferentes organismos de seguridad, se ha revisado información y diagnósticos sobre el sistema de transporte público.

“Así como tomamos decisiones con respecto a la intervención de todas las aduanas en el país y la seguridad en los aeropuertos, de igual manera vamos a tomarlas en el transporte público”, resaltó.

Hernández manifestó que “es bueno que quienes han venido cometiendo actos delictivos sepan que tenemos información que nos va a permitir tomar decisiones, unas ya en curso y un proyecto más estructurado, más completo que garantice al pueblo hondureño un servicio con condiciones de seguridad aceptables, en el que el transportista y el trabajador también sientan que es un trabajo digno el que tienen”.

Anunció que en los próximos días estará pidiendo de manera privada y otras veces pública el apoyo de la ciudadanía, “porque en Honduras en el sistema de transporte la gente tiene que andar en paz y en tranquilidad de igual manera”.

“Yo quisiera pedirles a los que tienen cámaras de televisión, si me las prestan un segundito, para mandarle un mensaje a los transportistas a quienes escuché en campaña, que plantearon la necesidad de descentralización, una transparencia y que ellos puedan en los bancos de ser posible, pagar lo que tengan que pagar y hacer expedito estos trámites, esta operación incluye eso, y a los otros que han estado delinquiendo ya sabemos y vamos a tomar acciones”, señaló.

Por su parte, el ministro de la Presidencia y vocero oficial del Gobierno, Reinaldo Sánchez, leyó el comunicado del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, en el que entre otros aspectos se destaca el análisis de la inseguridad en el transporte y ordena iniciar acciones tendientes a la reorganización de las unidades urbanas e interurbanas.

Añadió que las autoridades correspondientes han sido instruidas para comenzar una depuración del sector, modificando los procedimientos para la extensión de los permisos de operación de las unidades, la revisión de las rutas de transporte, la introducción de transparencia en las decisiones administrativas y las medidas necesarias para terminar con el trasiego de información por parte de los empleados de la Dirección General de Transporte.

Finalmente, en la resolución del Consejo se le pide a las autoridades de seguridad y de transporte presentar al Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, en un plazo no mayor de una semana, un plan integral de seguridad en el sector transporte, que incluye el uso de tecnología apropiadas para controlar la circulación de las unidades, la vigilancia al interior de las mismas y la utilización de cámaras de video, al igual que en las principales estaciones de buses y puntos de taxis.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *