La Comisión Gubernamental nombrada por el Presidente Juan Orlando Hernández para renegociar los contratos con las plantas térmicas, confirmó que decidió cancelar el contrato con una de las empresas generadoras de energía térmica, con lo que conseguirá un ahorro sustancial de 800 millones de lempiras en cuatro años.

El Coordinador del Gabinete de Infraestructura Productiva, Roberto Ordóñez, reveló en conferencia de prensa que “Como producto de los acuerdos, el Gobierno de la República le ha comunicado oficialmente a la empresa Lufussa (Luz y Fuerza de San Lorenzo S.A.), que por considerar que las condiciones económicas y de operación de la Planta Lufussa I con capacidad para 39.5 MW, no son convenientes a los intereses del pueblo hondureño y no se continuará con el contrato de suministro de energía proveniente de esta planta”.

También Ordóñez confirmó que “las condiciones económicas y técnicas para el suministro de energía que se han acordado para la planta excedente Lufussa I con una capacidad de 30 MW, están basadas en los rangos referenciales para costos fijos y costos variables, contenidos en los estudios técnicos que consultores internacionales realizaron para la empresa y que desde un inicio de las pláticas fueron propuestas por la comisión negociadora del Gobierno”.

Ordóñez resaltó el hecho de que al lograr un acuerdo con esta empresa, “se traduce en un ahorro estimado en la compra de energía equivalente a ochocientos millones de lempiras (800,000,000.00), durante los próximos cuatro años”.

Por esa parte, la comisión negociadora del Gobierno reconoce el trato profesional, justo y transparente en que se han desarrollado las negociaciones, así como la voluntad y cooperación de las Comisiones Técnicas, de los Ejecutivos y Accionistas de la empresa Lufussa.

Sí anunció Ordóñez en su comparecencia junto a Marlon Tábora, Coordinador del Gabinete Económico; Wilfredo Cerrato, ministro de Finanzas y Emil Hawit, gerente general de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), que “el curso de las negociaciones se ha cerrado de manera exitosa y en base a precios competitivos y referenciales y en beneficio del pueblo hondureño”.

Por su parte, Tábora resaltó dos factores en especial y que van desde la continuidad de las negociaciones con el resto de las empresas, así como el hecho de no ceder a las presiones que no tengan en cuenta el beneficio del pueblo hondureño, buscando garantizar el suministro de energía y el fortalecimiento de las finanzas de la ENEE.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *