El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, otorgó este viernes la ciudadanía al expresidente salvadoreño, Salvador Sánchez Serén, acusado de corrupción y otros delitos.

Hace unos días la Fiscalía de El Salvador emitió una orden de búsqueda y captura para el exmandatario, ante lo cual, Serén buscó refugio en Nicaragua.

Con esta acción, el líder izquierdista no podrá ser extraditado por la Justicia de su país, que lo investiga por malversación de fondos y corrupción, unos señalamientos que el FMLN tilda de «persecución política».

El exmandatario con pasado guerrillero de 77 años se convierte así en el segundo líder salvadoreño requerido por la Justicia de su país por delitos relacionados con la corrupción de efectivos en ser nombrado ciudadano de Nicaragua por el Ejecutivo de Ortega.

El anuncio de su nueva nacionalidad fue publicado en el diario ‘La Gaceta’, un medio de comunicación estatal afín al Gobierno autoritario de Ortega.

Este indica que tanto la esposa de Sánchez Cerén, Rosa Margarita Villalta, como su hija y tres nietos gozan ahora de la nacionalidad nicaragüense.

«El ciudadano Salvador Sánchez Cerén gozará de los derechos y prerrogativas que las leyes le otorgan y estará sujeto a las obligaciones que corresponden a los nacionales nicaragüenses, de conformidad con lo establecido en la Constitución», reza el comunicado del Ministerio del Interior nicaragüense.

Related Posts

  1. Francis Juanez says:

    Deben de estar coludidos en actos ilícitos sin son iguales de corruptos el presidente Daniel Ortega le da la nacionalidad porque son iguales ambos se aprovechan de su cargó y que se puede esperar de un dictador que solo le importa su bienestar y no el de su País Nicaragua que cada vez las personas salen a protestar por el gobierno que se ha impuesto de tantos años varias personas han salido afectados y ahora más con esto y como solo el tiene la potestad de la Gaceta nicaragüense se aprovecha de crear leyes. A su conveniencia tal es el caso del expresidente de el Salvador que es acusado de actos de corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *