China._ Su preciosa historia de amor ha conmovido al mundo entero. Yu Xukang, un padre chino del condado de Yibin, recorre todos los días 28 kilómetros con su hijo discapacitado a cuestas para llevarle al colegio.

Su maratoniana odisea empieza a las 5 de la mañana, hora en la que se levanta a preparar la comida para el pequeño. Después le mete en una cesta de mimbre, que ha fabricado para poder llevarle cómodamente, y camina unos 7 kilómetros hasta la escuela, deja al niño y hace el camino a la inversa para ir a trabajar.

Por la tarde, misma operación. 28 kilómetros al día desde que empezó a hacerlo en septiembre, más de 2500 kilómetros recorridos en total en todo este tiempo.

Xukang decidió hacer este esfuerzo debido a que su hijo carece de movilidad en las piernas y era rechazado en todos los colegios cercanos.

La única escuela en la que logró plaza fue una en la ciudad de Fengyi, a la que no puede acceder en ningún tipo de transporte público, por lo que el hombre tomó la determinación de llevar a cuestas todos los días al pequeño de tan solo 12 años, tras separarse de su mujer.

Un enternecedor relato que parece que va a tener un final feliz, porque el gobierno chino le ha ofrecido una vivienda cercana a la escuela después de que su historia haya dado la vuelta al mundo.

(Yahoo Notocias)

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *