“En la Policía Nacional siempre se han maquillado los datos estadísticos para no evidenciar los verdaderos índices de violencia que se viven en el país”, denunció la ex comisionada de policía María Luisa Borjas.

Borjas, quien fungió como directora de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional y en la actualidad es regidora de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) brindó declaraciones a, en el marco de un evento en donde se expuso un estudio realizado por el  Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

“Yo que estuve dentro de la institución policial puedo afirmar con conocimiento de causa que en la Policía siempre se han maquillado los datos estadísticos, se han disminuido las cifras delincuenciales, pero en papel, para dar una imagen de resultados falsos de la implementación de la política de seguridad”, señaló.

“La política de seguridad no tiene que estar en manos de las Fuerzas Armadas, porque tienen las funciones de resguardar la soberanía nacional y sobre todo la protección de las fronteras marítimas, aéreas y terrestres. Si cumplieran con esa función no habría tanto tráfico de drogas, de personas o de armas a lo interno del país”, agregó.

En cuanto a la incidencia delictiva en el territorio nacional, la regidora fue del parecer que cada zona tiene características específicas por lo que “la inseguridad no se puede combatir con más armas, con más policías o al enviar más personas a las cárceles.

“La seguridad debe abordarse de manera integral, tenemos que empezar por retomar las necesidades básicas de los ciudadanos. A mayores niveles de calidad de vida de la ciudadanía menores son los índices delincuenciales”, manifestó.

En este sentido, continuó, deben realizarse actividades preventivas, trabajos con los jóvenes, actividades deportivas, artísticas, culturales, pero sobre todo facilitarles el acceso a la educación tanto formal como técnica. “Necesitamos que nuestros jóvenes puedan tener un trabajo que les garantice un ingreso digno para no tener que recurrir a actividades ilícitas. También hay que desarrollar las capacidades de las mujeres para mejorar la calidad de vida de los hondureños”, recomendó Borjas.

Fue del parecer que Honduras es el país más violento del mundo y lamentó el hermetismo de la Secretaría de Seguridad, que se niega a brindar información al Observatorio de la Violencia y acceder a la validación interinstitucional para procesarla de una manera científica. “Por instrucciones del secretario de Seguridad, Arturo Corrales,  la Policía Nacional dejó de proporcionar datos al Observatorio de la Violencia de la UNAH”, dijo.  Para la ex comisionada de policía, por esa razón, existe una diferencia y hasta una controversia entre los datos presentados por ambas instituciones

Presencia Universitaria

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *