El jefe adjunto y el equipo central de la MOE UE se reunieron esta tarde con el consejero presidente del CNE, mientras se prepara la llegada de los observadores de largo plazo,

Esta tarde el equipo central de la MOE UE encabezado por su jefe adjunto Manuel Sánchez de Nogués se entrevistó con Kevin Aguirre, consejero presidente del CNE para realizar un primer contacto de cara a la observación de las elecciones generales del 28 de noviembre.

“Venimos a hacer una evaluación independiente e imparcial de las elecciones”, explicó Sánchez de Nogués. “La MOE UE no hace valoraciones mientras esté el proceso electoral en marcha, sino que presentará públicamente en Tegucigalpa una declaración preliminar dos días después de las elecciones. Luego, uno o dos meses después de las elecciones, presentaremos un informe final más completo y que incluirá un conjunto de recomendaciones para futuros procesos electorales”, añadió el jefe adjunto de la misión.

Los observadores

Los nueve analistas que componen el equipo central de la misión arribaron a Tegucigalpa hace una semana, mientras que los 30 observadores de largo plazo llegarán el 27 de octubre.

Tras una formación en la capital, serán desplegados en equipos de dos, cubriendo todos los departamentos del país, donde se quedarán hasta después de la votación.

Los observadores se reunirán con todos los actores involucrados en el proceso electoral, observarán en el terreno y enviarán sus informes al equipo central.

En fechas próximas a la votación, se agregarán una delegación del Parlamento Europeo y cerca de 20 diplomáticos de los estados miembros de la Unión Europea acreditados en Honduras y de embajadas concurrentes. El día electoral la MOE UE contará con alrededor de 70 observadores.

La misión permanecerá en el país hasta la conclusión del proceso electoral.

Related Posts

  1. Fallon Michelle Sanabria Ayestas says:

    La verdad no sirve de nada tener esos observadores ya que su informe no tienen ningún valor, es decir, si el proceso es irregular y se demuestra qué hay fraude y ellos exponen esos datos, no tienen efecto porque aquí en Honduras se hace la voluntad del más poderoso, entonces ese informe no causa ningún cambio. Me imagino que también le implica un costo al país el tener esos observadores, siendo ese otro gasto innecesario, bien que los gobernantes se llenan la boca diciendo que somos un país pobre, pero solo cuando les conviene. Pero para hacer mal uso y gastar el dinero del pueblo, ahí no importa si somos pobres. En fin desde mi punto de vista todo esto es parte del show.

    • Solanyi Izaguirre says:

      No importa cuantos sean los representantes que manden para vigilar las elecciones del 28 de noviembre, la corrupción del país seguira y no dejarán de hacer fraude!

  2. Manuel Galicia says:

    Es necesario que jueguen un papel de mucha transparencia, antes de ofrecer una declaración estén seguro de los hechos, el problema con los observadores internacionales que muchas veces se pronuncian al calor del ambiente electoral y posteriormente en sus informes finales difieren mucho de los que expresaron en primera instancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *