Tegucigalpa, El dirigente de las Centrales Obreras, José Luis Baquedano, lamentó que aún no hayan sido convocados para iniciar la negociación de reajuste al salario mínimo para el 2022.

Contrario al 2020, este año las empresas han reportado una importante recuperación económica, lo que permitirá una mejor negociación del salario mínimo.

La ley establece que las negociaciones deben iniciar antes que finalice el año para que en enero del siguiente año se pueda hacer efectivo el reajuste.

“La esperanza era que convocaran a las centrales obreras y a los representantes del Cohep y al mismo Gobierno en estos días para que los actores nombraran a sus representantes y ya en diciembre empezar a buscar una salida a una negociación que se va a llevar a cabo en los próximos días”, manifestó Baquedano.

“Esperamos que se convoque lo más pronto posible, que no se deje para el próximo año porque pasaría lo que pasó este año, que se terminó negociando en junio”, recordó.

“Esperamos que nos convoquen para nombrar las comisiones y si es posible, en este mes de diciembre llegar a un acuerdo consensuado y aplicar ese ajuste del salario a partir de enero del 2022”, indicó.

Related Posts

  1. Ojala q1ue el próximo gobierno, analice muy bien el aumento del salario mínimo. Ya es justo y necesario la canasta básica siempre en aumento y el salario ya no ajusta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *