Nicaragua.- Luego de los sismos que sacudieron Managua la noche de ayer domingo, los pobladores de la capital decidieron salir de sus casas e instalarse en las aceras, patios y zonas seguras para evitar daños por posibles movimientos de mayor magnitud.

Según el registro del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) se reportaron alrededor de 48 réplica desde las 12:05 de la madrugada hasta las 09:26 de la mañana, con magnitud entre los 1.0 grados hasta los 3.7, la mayoría cerca de la laguna de Apoyeque.

Tres sismos, uno con magnitud de 4.4, otro de 5.6 y un tercero de 3.1 en la escala de Richter sacudieron a Managua a las 10:24, 11:07 y 11:25 minutos de la noche, respectivamente.

Después del sismo de 4.4, la energía eléctrica se suspendió en varios sectores de la capital, la que no retornaba totalmente hasta la medianoche.

Los tres sismos fueron ubicados cerca del volcán Apoyeque, de acuerdo con los registros del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).
En estudio
El origen del terremoto de 6.2 grados Richter, ocurrido el pasado jueves en el país, aún es una incógnita, confirmó el presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), Telémaco Talavera.

“Todavía preferimos no dar precisiones porque está en estudio, incluso vendrán especialistas de México, Estados Unidos, Cuba y Venezuela para tener un criterio, nosotros tenemos nuestros criterios (hecho) por nuestros especialistas muy experimentados, pero mientras no tengamos precisión preferimos no dar información que no sea comprobada”.

El sismo de 5.6 se sintió, además de la capital, en departamentos como Masaya, Estelí, Chinandega, Granada y Rivas.

Anoche la población capitalina permanecía en estado de alerta fuera de sus casas por los constantes sismos.A la medianoche se reportaban dos casas dañadas en Motastepe y el barrio Santa Ana, en Managua.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *