En la tarde de este jueves , murió el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, de 87 años, en Ciudad de México tras sufrir en los últimos días una recaída en su estado de salud.

El presidente Juan Manuel Santos lamentó la muerte del referente de la literatura nacional con un mensaje desde su cuenta en Twitter: “Mil años de soledad y tristeza por la muerte del más grande colombiano de todos los tiempos, Solidaridad y condolencias a la Gaba y familia”.

Pocos detalles se conocieron sobre su real estado de salud, pues su familia siempre prefirió guardar silencio. La poca información que se conoció fue filtrada por los medios de comunicación de México, donde residía el Nobel, que hacían eco de declaraciones que entregaban allegados.

Fue así como se conoció que el escritor estuvo hospitalizado entre el 31 de marzo y el 8 de abril pasado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de la capital mexicana, debido a una infección pulmonar y de vías urinarias.

‘Gabo’ vivió los últimos años retirado de la vida pública y en sus escasas apariciones siempre prefirió no hacer declaraciones a la prensa.

Las especulaciones sobre la salud del Nobel comenzaron desde 1999, cuando le fue diagnosticado un cáncer linfático. También se llegó a decir que padecía demencia senil, lo que posteriormente fue desmentido por Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, y su amigo cercano.

Lo cierto es que el mundo despide a un hombre emblemático, mejor conocido en el mundo de las letras como ‘Gabo’. El escritor colombiano se fue dejando un legado invaluable, que lo consagró ante el mundo como una de las mejores plumas de todos los tiempos .
De hecho, fue el escritor más popular de la lengua española desde Miguel de Cervantes en el siglo XVII. Su extraordinario talento literario llegó a ser comparado con el de Mark Twain y Charles Dickens.

Y no fue para menos pues su genialidad quedó impresa en obras majestuosas como ‘Cien Años de Soledad’, que como él mismo decía es “un vallenato de cuatroscientas páginas”. Esa que lo hizo merecedor del premio Nobel de Literatura el 10 de diciembre de 1982.

También se cuentan entre sus obras más reconocidas ‘La hojarasca'(1955), ‘El coronel no tiene quien le escriba’ (1961), ‘La mala hora’ (1962), ‘El otoño del patriarca’ (1975), ‘Crónica de una muerte anunciada’ (1981), ‘El amor en los tiempos del cólera’ (1987), ‘El general en su laberinto’ (1989), ‘Del amor y otros demonios’ (1994) y ‘Memoria de mis putas tristes’ (2004).

“Gabo” nació en Aracataca el 6 de marzo de 1927. Se casó con Mercedes Barcha, la mujer que lo acompañó hasta el final de sus días y con quien tuvo a sus hijos Rodrigo y Gonzalo García Barcha.

Para ellos, su familia, el novelista colombiano fue una gran inspiración. También lo fue para otros escritores y cientos de jóvenes que quieren seguir sus pasos. El semillero quedó allí.

Elpais.com.co

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *