Tegucigalpa – El Congreso Nacional, entregó este miércoles, en sesión solemne del Poder Legislativo, un reconocimiento a la brillante trayectoria profesional, política y de labor social de la ingeniera Irma Acosta de Fortín.

En ese sentido, el propio presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, fue el encargado de entregar la condecoración Gran Cruz Placa de Oro y Placa de Reconocimiento Especial a la homenajeada.

En su discurso, Oliva reconoció los méritos de la ingeniera Acosta de Fortín, quien posee el grado de maestría de la Universidad Católica de Washington y que ha brillado en distintos momentos de la sociedad hondureña donde le ha tocado actuar.

Agregó que el Congreso Nacional, máxima representación del pueblo, decidió reconocer los méritos profesionales, científicos, académicos, gremiales y humanos de la ingeniera Acosta de Fortín y resaltar los hitos de su valiosa actuación en su vida pública, orgullo del país y de su familia.

“Su firma ha quedado estampada en muchos documentos que son parte de la historia reciente de Honduras, una de las más importantes como miembro de la Comisión del Proyecto de Constitución para la Asamblea Nacional Constituyente de 1982”; apuntó el titular del Legislativo.

Agregó que su hoja de vida en el ámbito político la presenta como la primera mujer en asumir la presidencia del Comité Central del Partido Nacional, y junto a doña Nora Gúnera de Melgar, han marcado hitos de género en la historia de los partidos políticos de Honduras.

En el área académica, doña Irma ha tenido reconocimientos nacionales e internacionales, siendo la primera ingeniera civil graduada en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, así como en la carrera de física, para luego dirigir el Centro Universitario de Estudios Generales (CUEG), apuntó.

Añadió que su actividad en distintos campos le ha merecido preseas que resaltan áreas específicas de sus capacidades y dones como profesional, como científica y persona humana de elevados fundamentos, principios y valores.

Oliva recordó a su vez, que la homenajeada fue la primera mujer que fundó y rectoró una de las más importantes universidades privadas del país.

Sin embargo, no se puede obviar el componente humano, sus principios y valores que le han guiado por tan brillante hoja se servicios y fue su participación en la Comisión Internacional para la Recuperación y Desarrollo de Centroamérica luego del huracán Mitch.

Señaló también aspectos de la vida, su honradez y transparencia en sus acciones, como lo reconoció la Dirección de Probidad Administrativa cuando le entregó un pergamino por su trayectoria de trabajo, honestidad y ética.

“Me tomo la libertad de exhortar a las nuevas generaciones a tomar el ejemplo de esta gran mujer, la cual nos honramos reconocer y otorgarle la condecoración en el grado de Gran Cruz Placa de Oro y Placa Especial de Reconocimiento en la seguridad de interpretar el sentir y pensar del pueblo hondureño”, concluyó Oliva.

Por su parte, la ingeniera Acosta de Fortín señaló a los diputados, su obligación de cumplir el gran reto de legislar por Honduras y que por esa responsabilidad son merecedores de la confianza, respeto y apoyo del pueblo hondureño en su gestión.

Añadió que lo importante de su labor legislativa es participar en las deliberaciones, pero de forma positiva al tiempo que les felicitó por las últimas iniciativas tomadas en favor de la niñez, de la seguridad ciudadana y contra la corrupción.

Igualmente expresó que deben proponer sus ideas, de acuerdo a los principios de sus respectivos partidos políticos y por el bien del país, analizarlas, discutirlas y aceptar el criterio de las mayorías.

“Queridos diputados, ustedes tiene un gran reto, buscar la solución de los problemas de Honduras, en tiempos tan difíciles para el mundo entero y mi agradeciendo al presidente Mauricio Oliva y a los diputados por el reconocimiento conferido”, manifestó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *