Colaborar con las fuerzas de seguridad pública, solicitó este martes el Presidente Juan Orlando Hernández en el marco de la inauguración de la posta policial de la colonia Alemán de Comayagüela.

El momento fue aprovechado para entregarles a los agentes de policía nueva indumentaria para que sea utilizada a la hora de prestar sus servicios a favor de la ciudadanía.

Además, se hizo público el compromiso de mejorar la infraestructura de 524 postas policiales ya existentes en todo el país.

“Estoy contento por este momento y agradecido con Dios, porque cuando decidí buscar el respaldo del pueblo hondureño para servirle desde esta posición sabía que era un gran reto y estoy convencido que cuando uno tiene el favor de Dios y del pueblo para ocupar estas posiciones, no puedo menos que cumplir y dar resultados”, comenzó diciendo el Mandatario hondureño.

La remodelación de la posta policial de la colonia Alemán tiene un costo de 398,675.05 lempiras, provenientes de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), encaminado a mejorar las instalaciones físicas de la Policía Nacional en barrios, colonias y municipios.

El titular del Ejecutivo fue severo en cuanto al tema de seguridad en el país e hizo un fuerte llamado a los delincuentes que se dedican a dañar a la ciudadanía.

Los homicidios en el país es un tema que no deja de inquietar a Hernández. “Nadie tiene derecho a quitarle la vida a otra persona y eso ha estado ocurriendo tristemente en los últimos ocho o diez años en Honduras, como si fuéramos un pueblo de salvajes. Aquí estamos por los niños y jóvenes, porque yo tengo un compromiso de todos”, advirtió Hernández, quien anunció que su deseo es que en el país se pueda vivir en paz y tranquilidad.

Por otra parte, el Gobernante hondureño lamentó la muerte de tres oficiales (Florentino García Godínez, Johana Patricia García y Ronal Augusto Arias) en lo que va de este 2014 y a su vez destacó el compromiso de la Policía por ejercer a cabalidad su trabajo.

Asimismo a los delincuentes les advirtió que “se les acabó la fiesta”, para luego agregar: “Es el momento para pedirles (delincuentes) que enmienden su conducta y le pidan perdón a Dios, a la sociedad y se reinserten nuevamente y sean ciudadanos, pero el que siga por malos caminos tarde o temprano va a caer y va ir a la cárcel y pagará, porque en esta sociedad no podemos permitir más impunidad”.

En ese sentido, Hernández reconoció que en lo que va de su Gobierno siente mayor respeto por los hombres de la ley. “Siento que el pueblo hondureño tiene un respeto que va creciendo por la Policía Nacional, eso sólo se gana dando el ejemplo”, acotó.

En el evento, el Presidente fue acompañado por el designado Presidencial, Ricardo Álvarez; el ministro de la Presidencia, Reinaldo Sánchez; el ministro de Seguridad, Arturo Corrales Álvarez; el director general de la Policía Nacional, Ramón Antonio Sabillón Pineda y el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ian Walker.

El Mandatario anunció al pueblo hondureño que a partir del próximo evento de reinauguraciones de postas se vestirá como policía. “Apártenme unos tres uniformes, los vamos a pagar en presidencial y le vamos a dar uno a Ricardo (Álvarez) y Reinaldo (Sánchez) porque cada evento que tengamos con la policía yo quiero andar igual que ustedes”, puntualizó el líder del Ejecutivo, en medio de los aplausos de los policías.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *