Tegucigalpa. En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, las autoridades de la Secretaría de Salud recibieron de manos de Ana Treasure, representante de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, la Ley de Fomento y Protección de la Lactancia Materna.

Esta iniciativa nace para motivar a los diferentes entes, públicos y privados, que forman parte de la institución “Amigas de la Lactancia Materna”, a ofertar espacios que promuevan y brinden a las madres que amamantan, la oportunidad de continuar con esta práctica esencial para salvar vidas.

De esta forma las oficinas de OPS/OMS en Honduras, cuanta ya con un espacio apropiado para garantizar a las madres que amamantan, su derecho a amamantar y recolectar la leche materna, aun cuando trabajen fuera de casa; dando ejemplo para instituciones nacionales y mostrando cómo establecer espacios en beneficio de dichas madres.

“Un triunfo para toda la vida” es el lema 2014 dado por la Alianza Mundial por la Lactancia Materna, para destacar la importancia de asegurar que las madres y los niños aprovechen lo múltiples beneficios de la lactancia materna.

Simultáneamente, en el auditorio del hospital Escuela Universitario se realizó una conferencia de los objetivos del milenio y lactancia materna, donde asistieron estudiantes de medicina y la carrera de Nutrición de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, (UNAH).

Además se realizaron reconocimientos a personal de la institución por su apoyo a las madres capacitándolas y fomentar la lactancia materna dentro del centro hospitalario.

En el 2013 se aprobó la Ley de Fomento y Protección de la Lactancia Materna, la cual fue mocionada por la comisión de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Congreso Nacional, misma que se centró en el apoyo a la familia durante el embarazo y la lactancia.

La lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad contribuye a mejorar la salud de las madres, ya que reduce los riesgos de desarrollar cáncer de mama, ovario, hipertensión y diabetes tipo 2 en la mujer, reduce el riesgo de un niño o niña de enfermar o morir, sobre todo en el primer mes y año de vida, impulsa el desarrollo del infante, entre otros beneficios.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *