Tegucigalpa.- Un joven que había desaparecido el jueves pasado, fue encontrado muerto la mañana de este sábado en un cementerio clandestino de la colonia Soto de Comayagüela, capital de Honduras.

El padre de la víctima identifico a su vástago como Gerson Manuel Hernández de 19 años de edad quien había desaparecido la noche del pasado jueves según el relato de su padre.

Según las informaciones preliminares, Hernández habría sido privado de su libertad por unos amigos suyos quienes lo trasladado a una de las viviendas abandonadas de la zona en mención para torturarlo y cortarlo en dos pedazos con un machete.

Posteriormente los restos fueron tirados en las cercanías del río Choluteca, provocando una dantesca escena de terror.

El padre del joven, Manuel de Jesús Hernández, relató que su hijo llevó unos “ayotes” que había agarrado de la casa de un amigo. “Yo sabía, yo le dije que esos ayotes le iba a traer problemas”, manifestó el padre de la víctima.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *