Tegucigalpa.- El jefe de la Unidad de Apoyo Fiscal del Ministerio Público, Roberto Ramírez Aldana, habría abandonado Honduras luego de recibir presuntas amenazas a muerte relacionadas con el caso de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

La información, que fue confirmada por fuentes de Inteligencia del Estado, no fue oficializada de momento por el Ministerio Público. Dichas fuentes indicaron que la alerta contra el riesgo que corre el fiscal y su familia fue de su conocimiento hace diez días.

Ramírez Aldana habría solicitado apoyo a la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa para salir de Honduras junto a su familia.

La sede diplomática incluso habría asignado agentes de investigación al caso y a raíz de los hallazgos, concedió ayuda al fiscal.

Las amenazas contra el fiscal llegan a pocos días de la celebración de audiencias clave contra los imputados por el desfalco al Seguro Social.

La unidad a cargo del funcionario logró al menos cinco autos de formal procesamiento contra implicados, entre ellos el del exdirector Mario Zelaya, quien se encuentra guardando prisión mientras se lleva a cabo el proceso judicial en su contra.

También guardan prisión el exgerente financiero del IHSS, Ramón Bertetty; la esposa del exjefe de Compras y prima de Zelaya, Michelle Rojas, los ex viceministros de Trabajo Carlos Montes y de Salud Javier Pastor.

El Ministerio Público acusó también a Mario Zelaya Palencia (padre del doctor Mario Zelaya), al exjefe de Compras José Zelaya Guevara, a la chilena Patricia Ciuffardi Castro y Gabriela Laínez Reina.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *