El gobierno de Japón a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), inauguró este día las obras de mitigación en la falla geológica de El Reparto, las cuales están comprendidas en el Proyecto “Prevención contra Deslizamientos de Tierra en el Área Metropolitana de Tegucigalpa”.

La obra, que junto a El Berrinche tiene un costo de 260 de millones, fue inaugurada por el alcalde de la ciudad, Ricardo Alvarez; el embajador de Japón en Honduras, Kenji Okada; el director de Jica, Masayuki Takahashi; el director internacional de la compañía Hazama Ando Corporation, Masashi Kuroda, y el comisionado de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales.

Enmedio de los aplausos de los presentes que en su mayoría son habitantes de El Reparto, el alcalde de la capital agradeció al pueblo y gobierno de Japón por hacer posible esas importantes obras de mitigación en beneficio de los más pobres que son los más vulnerables ante los desastres naturales.

Recordó que desde que inició su gestión municipal empezó a tocar puertas para realizar este proyecto que viene a dar seguridad a más de un millón de capitalinos, en ese momento fue el pueblo y gobierno de Japón que abrió las puertas para ejecutar esta obra.

Agradezco el esfuerzo y la solidaridad de los japoneses que han acompañado a Honduras en los momentos que más lo hemos necesitado, tuvimos una visión acertada al acudir a ellos para construir estos grandes proyectos que reducen la vulnerabilidad de la capital, resalto el alcalde, al tiempo que la concurrencia se levantó y al unísono aplaudió la ayuda de Japón.

Con estas obras, el gobierno nipón demuestra que es solidario con Honduras para prever las desgracias que podrían darse, y eso nunca lo vamos a olvidar, gracias Japón por esta gran obra” que trae tranquilidad a los habitantes de El Reparto y zonas aledañas.

El edil dijo que a cuatro meses de finalizar su gestión muchos lo recordarán por diferentes obras, pero para él lo más importante es que en su gobierno municipal siempre se puso primero a los pobres porque son la mayoría y son los que más necesitan la ayuda solidaria.

Ricardo Alvarez agradeció al gobierno de Porfirio Lobo Sosa, por el apoyo brindado para realizar este tipo de proyectos de beneficio colectivo y aseguró que se irá satisfecho de haber ayudado a los más pobres de la capital, a la generación de empleo y mejorar la calidad de vida de los más necesitados a quienes seguirá apoyando desde cualquier lugar donde se encuentre.

Al finalizar su intervención, el alcalde de la ciudad dio un reconocimiento al director internacional de Hazama Ando Corporation, Masshi Kuroda, empresa responsable de la ejecución de estas obras de mitigación y las cuales concluyó antes del tiempo previsto.

Entre tanto, el director de JICA, Masayuki Takahashi, explicó que con las obras comprendidas dentro del Proyecto de Prevención contra Deslizamientos de Tierra en el Área Metropolitana de Tegucigalpa se logrará reducir el riesgo de desastres por deslizamientos de tierra, a través de pozos de infiltración de canales horizontales que extraerán las aguas subterráneas, canales que se encargarán de drenar las aguas superficiales, terraplenes y la remoción de material en las laderas, estabilizando los movimientos de la tierra y brindando un mayor margen de seguridad.

Para la Cooperación Japonesa, una de las prioridades es la prevención y mitigación, es por ello que JICA, considera que aún queda mucho por hacer en cuanto a actividades de prevención.

Las obras en El Reparto y en El Berrinche son apenas dos de muchos lugares vulnerables identificados de Tegucigalpa. Estas obras requieren de un mantenimiento periódico para su pleno funcionamiento, por eso solicitamos a la Alcaldía, mediante el Comité de Emergencia Municipal (CODEM) sean rigurosos en ese sentido, dijo.

Aunque se han hecho las obras civiles para la prevención de desastres, el deseo de Japón es que Honduras no sólo adopte y adapte parte de esta cooperación estructural sino que la población atienda los llamados de alerta y evacue las zonas de riesgo cuando asi se amerite.

El funcionario japonés felicitó a la alcaldía y a sus autoridades por la disposición, compromiso y dedicación a estos proyectos de mitigación, que necesitan de la atención pertinente para su funcionamiento.

En su intervención, el embajador de Japón, Kenji Okada, expresó su satisfacción por la ayuda no reembolsable otorgada por su nación para reducir el riesgo en la capital de Honduras, donde con los últimos aguaceros se han puesto a prueba la efectividad de los tres grandes trabajos que se han realizado en zonas de alto riesgo.

“Para mi es una gran alegría que estos proyectos estén dando frutos y contribuyendo a un ambiente seguro para los habitantes de Tegucigalpa”, exteriorizó el diplomático, al tiempo que manifestó la necesidad que cuidar y dar mantenimiento a estos proyectos, que también demandan atención de la población beneficiada.

Okada indicó que para estrechar aún más los lazos de amistad y colaboración con Honduras, en la zona de El Berrinche y El Reparto se sembraron 130 árboles de cerezo japonés, los cuales son los primeros que se plantan en Centroamérica.

En representación del presidente Porfirio Lobo Sosa, el comisionado de Copeco, Lisandro Rosales, felicitó a la Alcaldía Municipal por haber promovido la construcción de esos proyectos de mitigación y agradeció al gobierno de Japón por brindar la ayuda necesaria para hacerlos posible.

El funcionario expresó que Copeco y el Comité de Emergencia Municipal (Codem) trabajan de la mano en la prevención de desastres naturales y salvar vidas, y es un alivio saber que con proyectos como El Berrinche y El Reparto se reducen los riesgos para la población capitalina.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *