En su lucha por garantizar que los medicamentos lleguen a la población, el presidente Juan Orlando Hernández le solicitó a las iglesias Católica y Evangélica y a los Consejos Regionales que actúen como veedores sociales en los centros asistenciales públicos del país.

Para que se le brinde una cobertura del 75 por ciento en medicamentos al pueblo hondureño, el presidente Hernández aumentó el presupuesto para la compra de medicinas de 545 millones a 1,800 millones de lempiras.

Sin embargo, en muchas ocasiones estos medicamentos son desviados por grupos delictivos y para contrarrestar estas acciones el mandatario hondureño ha instalado un sistema de cámaras en las farmacias de los hospitales públicos del país a fin de garantizar que se les brinde un trato digno a los pacientes y se le entreguen los medicamentos.

Además, se están haciendo inspecciones en cada uno de los hospitales púbicos, a donde se mandan cámaras y periodistas que les consultan a los pacientes sobre la atención que recibieron y si las medicinas recetadas les están siendo entregadas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *