París sufre este viernes una serie de atentados simultáneos, hasta seis en distintos puntos de la capital francesa, que han dejado al menos 40 muertos y en torno a 60 heridos, según el último balance que la policía francesa ha confirmado a TVE.

Ante la gravedad de los ataques, el presidente de Francia, François Hollande, ha decretado el estado de emergencia en todo el país, lo que implica, entre otras medidas, el cierre de las fronteras.

Hollande ha hablado de “atentados terroristas sin precedentes” y de “decenas de muertos” en una comparecencia pública antes de la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario, en la que ha llamado a la calma y a la unidad. Sin embargo, ha confirmado que los ataques seguían en curso y ha anunciado que habrá “refuerzos militares” para evitar nuevos ataques.

Por el momento, se han producido al menos dos tiroteos en distintos puntos de la ciudad y tres explosiones junto al Estadio de Francia, en Saint-Denis. Asimismo, hay rehenes secuestrados en una sala de conciertos del centro de la capital francesa, que ha sido asaltada por las fuerzas de seguridad.

Uno de los tiroteos ha tenido lugar en un restaurante del distrito 10 de la capital francesa, Le Petit Cambodge, donde los testigos hablan de varios muertos y heridos. Otro se ha producido en el bar Le Carillon y muy cerca de allí, en la sala de conciertos Le Bataclan, los medios locales estiman que hay 60 personas retenidas.

La sala, una de las más conocidas del circuito musical parisino, está situada en el distrito 11 y puede acoger hasta 1.500 personas; este viernes albergaba la actuación del grupo Eagles of Death Metal. La policía ha acordonado la zona.

El Estadio de Francia, donde se disputaba el partido amistoso de fútbol entre Francia y Alemania, ha sido desalojado por tres explosiones en sus inmediaciones que han causado varios heridos. Según la corresponsal de RNE en París, dos de ellas se deben a granadas mientras que la tercera sería una carga que que el propio asaltante ha hecho estallar.

El propio presidente Hollande, que asistía al encuentro de fútbol, ha tenido que ser evacuado del estadio en helicóptero y se ha dirigido al Ministerio de Interior para establecer una célula de crisis, a la que se ha incorporado el primer ministro, Manuel Valls.

La alcaldía de París ha recomendado a través de su cuenta de Twitter que los ciudadanos que se encuentren en sus casas no salgan a la calle. Asimismo, ha pedido a los establecimientos que abran al público que refuercen las medidas de seguridad.

También la policía recomienda que nadie salga de su casa salvo que sea verdaderamente necesario y consorcio de transportes parisino, la RATP, ha suspendido la circulación en cinco líneas de metro.

Un testigo cuenta que gritaban “Alá es grande”

Los autores de uno de los atentados cometidos gritaban “Alahu Akbar” (“Alá es el más grande”) mientras disparaban con armas automáticas, según ha contado un testigo a la emisora France Info.

El testigo, que ha contado su relato entre sollozos, ha explicado que estaba con su madre en Le Bataclan y que varios individuos han irrumpido y han empezado a disparar.

Así, ha relatado que escuchó en varias ocasiones a los autores de los tiros gritar “Alahu Akbar” y que después de una ráfaga, cuando parecía que los presuntos terroristas se habían marchado, escapó con su madre.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *