noviembre 24, 2020

La Selección de México sufrió demasiado para ganarle a Panamá 2-1 en el Estadio azteca el partido de la Hexagonal Final de la Concacaf de la eliminatoria mundialista.
México se impuso con tantos de Oribe Peralta y Raúl Jiménez, quien al final del partido entró de cambio para ser el héroe azteca, anotando un golazo de chilena cuando parecía que el Tri empataría.

El Tricolor arrancó muy ofensivo y dispuesto a ‘comerse’ a su rival caribeño pero con el paso de los minutos se fue apagando y el ataque mexicano se fue nublando hundido en la mediocridad que lo ha caracterizado durante la eliminatoria.

Giovani y Aquino intentaban generar peligro por los costados pero no encararon y eran muy predecibles con la pelota.

El ‘Gullit’ Peña recuperó varios balones en medio campo, pero no sabía como distribuirlos desperdiciando ocasiones de tener profundidad.

México comenzaba a desesperarse y caer en las imprecisiones de todo el año hasta que al minuto 40 apareció Oribe Peralta, elhéroe de Wembley tuvo una en el área y no perdonó.

Una llegada por el centro terminó en los pies del ‘Chicharito’ y el jugador del Manchester United asistió a Peralta con un balón elevado, que el delantero de Santos bajó como maestro y definió con un derechazo potente para vencer a Penedo.

A partir de ese momento cambió el partido y Panamá era el obligado a ir al frente para buscar una remontada histórica, dejando muchos huecos para los futbolistas mexicanos.

Comenzando el segundo tiempo, México tuvo un penal a favor luego de una falta dentro del área en contra de Javier Aquino pero ‘Chicharito’ falló en el cobro y se
perdió el segundo.

Craso error del cuadro azteca pues a diez minutos del final Panamá empató el partido en una gran jugada de Gabriel Torres que habilitó a Luis Tejada y éste se quitó a Ochoa puntenado el balón para solo definir ante el arco.

El jugador del Veracruz enmudeció al Azteca y a todo México que pensaba en los fantasmas de la hexagonal y en necesitar de un milagro para aspirar apenas al repechaje ante Nueva Zelanda.

Cuando todo se nublaba en la cancha del Estadio Azteca apareció la figura de Raúl Jiménez quien se aventó una jugada de crack controlando el balón de espaldas al arco y rematando de chilena para darle el triunfo a México con un golazo.

Triunfo agónico y sufrido para el Tri, que tiene en sus manos el boleto a la repesca rumbo al Mundial de Brasil 2014.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *