Washington.- El vicepresidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, y los mandatarios del Triángulo Norte de Centroamérica acordaron hoy que los fondos de la Alianza para la Prosperidad deben destinarse a la ejecución de programas inclusivos y de desarrollo que están contemplados en el plan.

Así lo manifestó el presidente Juan Orlando Hernández al concluir la reunión que él y los mandatarios Jimmy Morales y Salvador Sánchez Cerén, de Guatemala y El Salvador, respectivamente, sostuvieron con el vicepresidente estadounidense a fin de definir como serán distribuidos los recursos destinados para el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

El gobernante hondureño detalló que tanto Biden como los mandatarios centroamericanos están claros en que los 750 millones de dólares aprobados por el Congreso de los Estados Unidos deben estar alineados con los objetivos planteados en la propuesta de Alianza para la Prosperidad, mediante el cual se busca impulsar iniciativas inclusivas que garanticen el desarrollo, impulsen la economía, combatan la inseguridad y fortalezcan las instituciones de la región.

“Para que tengamos éxito tenemos que alinear los esfuerzos en los compromisos que establecimos; espero que el Congreso norteamericano esté vigilante para que estos recursos se inviertan en estos parámetros”, manifestó el gobernante hondureño.

Presidente Hernández también buscará el apoyo de Canadá y la Unión Europea para la iniciativa regional.

Detalló que para tal efecto Honduras presupuestó 950 millones de dólares para invertirlo en el Plan, ya que de esta forma se van a generar más empleos e ingresos, repotenciando la actividad económica, atendiendo los problemas de seguridad en prevención.

Además, el presidente Hernández informó que acordaron con sus homólogos de El Salvador y Guatemala que se va a retomar el llamado que se le hizo a España para que apoye el Plan Alianza para la Prosperidad.

De la misma manera, durante la próxima visita oficial que realizará a México, el mandatario hondureño hablará con el presidente Enrique Peña Nieto para que este país sea un aliado del Plan Alianza para la Prosperidad.

“Para nosotros es muy importante que sea socio de la Alianza para la Prosperidad porque parte de la migración irregular pasa por México, por lo que el principio de responsabilidad compartida pero diferenciada también abarca a México”, expresó el Presidente.

A la vez, recordó que los carteles de la droga que han generado violencia en la región tienen que ver de alguna manera con México, Colombia y los Estados Unidos-

Mandatarios centroamericanos acordaron buscar aliados internacionales, incluyendo España, que está interesado en respaldar el desarrollo del Plan.

El mandatario hondureño declaró que se comprometió a hablar con Canadá y la Unión Europea para ver cómo pueden asociarse también y contribuir al desarrollo de esta iniciativa que busca generar un desarrollo equitativo en la región.

“En ese sentido, y desde el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), como presidente pro témpore seguiremos haciendo nuestro trabajo para ir a la Unión Europea a reiterar esta posición”, expresó el mandatario.

El Plan Alianza para la Prosperidad es una iniciativa conjunta de los países del Triángulo Norte de Centroamérica mediante la cual buscan implementar programas que permitan un desarrollo inclusivo, impulsar la economía, fortalecer las instituciones y combatir la inseguridad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *