enero 16, 2021

Los integrantes de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), dicen entender por qué el Tribunal Superior de Cuentas no es tan ágil como muchos desean, para entregar informes sobre enriquecimiento ilícito de policías y otros funcionarios.

“Existe un personal humano aquí en el Tribunal, comprometido con esta tarea, pero lamentablemente los recursos no están ayudando a que puedan hacer el trabajo con mayor rapidez, nos han informado que existe mayor interés en poder sacar estos expedientes lo antes posible”, explicó Juan Jiménez Mayor, portavoz de la MACCIH.

Sin embargo para estas y otras tareas se requieren mayores recursos.

“Solamente el 0.08 por ciento del presupuesto de la nación está destinado a la labor de auditoria, en cualquier corporación esta cifra sería absolutamente diminuta para el trabajo de fiscalización”, apuntó Jiménez Mayor.

El presupuesto asignado al Tribunal Superior de Cuentas asciende a 240 millones de lempiras, cifra que consideran insuficiente para potenciar los sistemas de control.

Se indicó por ejemplo que la unidad para investigar el delito de enriquecimiento ilícito, cuenta apenas con 11 auditores y aunque la otra semana asignaran a 3 más, se necesita más apoyo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *