enero 16, 2021

Por José Rafael Vilar
Analista Politico Internacional

El 28 de julio, Pedro Pablo Kuczynski Godard asumirá como el sexagésimo gobernante del Perú con dos mandatos claros: democracia y transparencia, así como luchar contra la inseguridad —la baza de su oponente—, un programa para gobernar que buscará mantener la estabilidad y crecimiento económicos y avanzar en la mejora de los desfavorecidos, sólo posible a través del diálogo, la negociación y el consenso.

¿Por qué estas tres herramientas democráticas —y las alianzas que pueda crear— serán la clave de su éxito —o fracaso— para gobernar? En primer lugar, ganó por escaso 0,242% (41.438 votos), record mundial; segundo, Fuerza Popular —partido de su oponente— tiene mayoría de congresistas (73) y el suyo sólo 18; en segundo, necesitará el apoyo de los otros 5 partidos con representación parlamentaria para aprobar sus medidas y, tercero, mantener cercanía con los movimientos que lo apoyaron para impedir la victoria del fujimorismo incluido el Frente Amplio y su lideresa Verónika —también con “k”— Mendoza Frisch.

“No confundamos el diálogo con la debilidad” y “vamos a trabajar para todos los peruanos […] que todos se suban al tren rápido”. Esas serán sus vías como Presidente del Bicentenario.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *