Periodista: Gabriel Ortiz

Alrededor del mundo, los futbolistas son admirados por millones de personas, por su forma de jugar, por sus logros y los legados que han ido dejando en el futbol, pero no siempre se conoce o se saca a relucir la vida que hay detrás de lo que se les puede ver estando en la cancha.
2

En Honduras pasa lo mismo, estamos acostumbrados a ver los futbolistas desde las gradas de un estadio o por la pantalla de la televisión, sin darnos cuenta de que forma han llegado a los clubes más importantes del país y que los han llevado a ser el ejemplo de muchos niños y jóvenes.

Irvin Reina, es un joven futbolista del Club Deportivo Motagua, uno de los más grandes de Honduras, por donde han desfilado muchas figuras que han aportado a la historia de este club y del futbol hondureño en general.
6

Pero es poco común, que haya futbolistas que mezclan el futbol y a Dios, ya que Irvin aparte de ser un jugador que se ha ganado el cariño de la afición, es un jugador entregado a sus creencias y que por medio de este deporte, busca que jóvenes cambien su forma de ver la vida y se acerquen a Dios.

En entrevista al diario El Informativo.hn, cuenta como fue sus inicios en el futbol, su traspaso de Olimpia a Motagua y como Dios le ha dado un giro diferente a su vida.

¿Cómo iniciaste en el futbol?

Inicie en un pueblo cerca de Tela, en una aldea y luego integre las reservas de Olimpia en Tela con el entrenador Guasco López y así fue como inició todo, luego vine aquí a la segunda de Olimpia por 6 meses y después me ascendieron al primer equipo y a partir de allí me mantuve por cuatro años para luego salir como préstamo al equipo Necaxa.
3

¿Cómo fue ese proceso de salir en término de préstamo al Necaxa?

Yo venía de estar lesionado y de estar seis meses sin jugar, la opción fue esa de salir como préstamo, me habían operado de ligamento cruzado y lógico yo quería jugar, tenía amigos en Necaxa que recién habían ascendido y ellos me dijeron que si quería acompañarlos y ayudarles en el equipo, entonces me llamó la atención, hablé con la gente de Olimpia y al final estuve en Necaxa por tres torneos.

Fue una gran experiencia, un gran aprendizaje, dejé muchos amigos con los que todavía mantenemos esa relación y al final eso es lo más lindo del futbol, que más allá de la fama o cosas materiales, deja la amistad y legado o ejemplo que uno pueda dejar.

¿Qué paso después de ese tiempo en Necaxa?

Después regresé a Olimpia porque tenía seis meses de contrato todavía, me llamaron que regresara y renové contrato por dos años más, pero cuando ya me faltaban los últimos seis meses de contrato, me pusieron transferible en Olimpia y pues así Dios me abrió la puerta en Motagua y aquí estoy ahora feliz y agradecido con Dios porque ha sido una bendición llegar a este equipo.
4

¿Pensaste mucho el hecho de pasar del Olimpia a Motagua?

La verdad que estando en Olimpia a mí siempre me llamó la atención Motagua, yo tengo un amigo que ya era motagüence y un día le comenté que me gustaría jugar en Motagua para hacerlo campeón y bueno gracias a Dios se me dio la oportunidad.

Cuando llegué a Motagua el equipo tenía varios años de estar en una situación difícil, cuando yo llegué también entró el cuerpo técnico que está ahora y gracias a Dios hicimos un bonito grupo, nos unimos y bueno, al año de estar en el equipo gracias a Dios salimos campeones.

¿Qué reacción tuvo la afición por haberse cambiado de equipo?

Si lógico, al principio la afición del Motagua era obvio que no me iban a recibir bien pero bueno, yo nunca dije nada y me dedique a trabajar, hoy tengo el cariño y el respaldo de la afición y eso ha sido gracias a Dios y al trabajo que he hecho en el equipo.
7

Siempre estaba pendiente de leer en las redes sociales y en los periódicos y uno de los comentarios que me llamó la atención fue que un aficionado de Motagua escribió que “cómo Motagua iba a ser campeón si estaba agarrando las sobras de Olimpia”, porque como a mí me habían puesto transferible en el Olimpia y prácticamente me sacaron, ese comentario me llamó la atención y me dio fuerzas trabajar y decirle a la gente que yo no era ninguna sobra, porque si yo llegue a Motagua fue propósito de Dios.

¿Hay resentimiento de Irvin Reyna hacia Olimpia?

No, la verdad que no, es una institución que la respeto y mucho porque allí pasé también buenos momentos, donde tengo algunos amigos aun y si bien es cierto, mi salida no fue como yo la esperaba, pero al final resentimiento para nada.
8

Ahora yo defiendo a Motagua y lógicamente en los clásicos yo quiero ganar, disfruté ganarle a Olimpia porque es nuestro archirrival y así como he disfrutado las veces que los hemos eliminado, ya logré anotarles y eso me alegra porque aparte de jugador soy alguien que le ha tomado cariño a Motagua.

Estando en Olimpia, ¿eras un motagüense frustrado?

De niño yo fui Olimpia, toda mi familia lo fuimos, pero estando en Olimpia deje de serlo por ciertas circunstancias, pero igual yo trabajaba siempre al máximo y ponía el máximo esfuerzo el tiempo que estuve traté de dar lo mejor al equipo y bueno, al final mi salida yo la tomé como que Dios me quería llevar a otro lugar y en Motagua me he encontrado con un grupo de jugadores espectaculares y hemos hecho una familia.
10

¿Qué se siente ver a Olimpia campeón?

Es frustrante pues, para uno saber que estuvimos cerca quizá de ganar y que no se pudo, pero al final el futbol es así, no siempre se puede ganar, lógicamente que a uno no le gusta ver al archirrival celebrar, pero el futbol es así, nosotros nos preparamos para ganar siempre, pero somos conscientes que no será así.

¿Qué se espera de Irvin para esta temporada en Motagua?

Mejorar lo que hice el torneo anterior y gracias a Dios el torneo pasado jugué la mayoría de partidos, solo me perdí como dos o tres por lesión, la idea es mejorar mi rendimiento, mi actitud con el equipo y lógicamente lograr el sueño de que en diciembre levantemos la copa
12

¿Está en la cuerda floja la titularidad de Irvin Reyna?

Jaja es una pregunta un poco complicada pero yo siempre me preparo para jugar, nunca me considero titular, sino un obrero más que trabaja en beneficio del equipo, en todos los torneos al principio como que no soy la primera opción y yo sigo trabajando igual, al final gracias Dios termino jugando la mayoría de partidos.

¿Qué se siente sudar la camisa de Motagua?

Es un sentimiento muy lindo porque la afición de Motagua es especial porque independientemente los resultados, están allí siempre y eso se lo contagian a uno y se apasiona por el equipo, se enamora del equipo y de la afición y para mí en lo personal es un privilegio y una bendición vestir la camisa de Motagua.

¿Volverías al Olimpia?

Pues en mis planes no, pero uno nunca sabe lo que puede pasar, hoy estoy en Motagua y me gustaría siempre aquí pero al final no solo depende de mí, sino que de la directiva, tampoco puedo cerrar las puertas porque somos empleados que vivimos del futbol, aquí en Hondura habiendo pocos equipos no puede cerrar las puertas.

¿Hay 14 para Motagua esta temporada?

El numero 14 soy yo jajaja , no ya en serio, ese el sueño y la ilusión de todos nosotros, de la afición y familia, se lo merecen después de perder dos finales y ellos siguen allí siempre firmes, alentando, apoyando y eso lo valoramos mucho.
11

¿Incursionarías en la política?

La verdad que lo he pensado y lo he hablado con mi familia, en algún momento si me gustaría, pero tampoco es una prioridad, yo he visto la necesidad de la gente y aun sin estar en la política y uno puede ayudar lo hace, pero las personas que están con cargos en el Gobierno tienen la obligación de hacerlo porque para eso son electos.

¿Perteneces a una asociación de futbolistas cristianos que evangelizan jóvenes?

Sí, es una fundación se llama “Atletas del Reino”, donde en vacaciones tratamos de llevar a la gente de lo que Dios nos ha dado, la idea de nosotros es poder compartir con la gente lo que un día otros compartieron con nosotros y agradezco mucho a Wilmer Velásquez porque a través de él yo pude conocer a Dios, fue el medio que Dios usó para que yo tomara la mejor decisión de mi vida y así mi deseo es que muchos jóvenes y en general el país pueda conocer ese Dios que cambia y transforma.

¿Hace cuánto decidiste entregar tu vida a Dios?

Desde mi niñez mi familia me llevaba a la iglesia pero, siempre tuve el temor a Dios pero, llega un momento en la adolescencia donde uno se aparta, pero hace 7 años yo decidí entregarme completamente a Dios junto a mi esposa y somos una familia estable donde tratamos de respetarnos y valorarnos, Dios nos ha dado también dos hijas hermosas que han sido una gran bendición para nuestro matrimonio.

¿Hubo algún motivo en especial para que decidieras entregar tu vida Dios?

Llegó un momento en el 2008 que yo me lesioné mi rodilla, estaba en el mejor momento, con 21 años era titular en Olimpia, estaba en la selección Sub-23 que había clasificado a los Juegos Olímpicos de Bejín, estaba también el profesor Rueda en la Selección Mayor y ya había hablado para decirme que me iba convocar a la selección mayor y son esos momentos en los que uno se olvida de Dios y uno cree que lo tiene todo, que ya no necesita de Dios, comencé a ganar mejor en Olimpia, a salir en los periódicos, la gente hablaba bien de mí y todo iba como la espuma para arriba, entonces en cierto momento uno como que pierde el piso y se cree más de lo que realmente es.

La lesión me sirvió para darme cuenta que como dice la biblia “Uno pone y Dios dispone” y en ese momento yo estaba seguro que iba para la selección mayor y que iba para los Juegos Olímpicos y yo decía “de aquí voy para el extranjero”, tantos planes que uno se hace y al final me di cuenta que Dios va usar cualquier medio para cumplir su propósito en uno y al final entendí que el propósito por el cual estamos en esta tierra.

¿Alguna situación a lo largo de tu vida, que te haya marcado?

En un momento mi hija que hoy tiene siete años, le habían diagnosticado que tenía un soplo en el corazón, hace unos cuatro años, yo solo tenía 25 años, era un joven que quizá no estaba preparado para recibir una noticia como esta, con mi esposa nos pegó fuerte, ya estábamos en la iglesia y le cuestionábamos a Dios de porque nos pasaba eso a nosotros.

Yo hablé con mi esposa y le dije bueno los doctores tienen un diagnóstico, pero Dios tiene la última respuesta, comenzamos a orar y hablar con mis papas y pastores, el doctor nos dice, bueno hay que hacerle el electrocardiograma para ver qué tan grave es la situación.
13

Le dije a mi esposa, Dios va hacer algo y cuando llegamos a traer los resultados del electrocardiograma, la doctora nos dijo, “bueno yo aquí no veo nada, esta niña tiene el corazón mejor que todos nosotros juntos”, eso fue algo que no tiene explicación, Dios obró en mi hija y allí es cuando uno se da cuenta que el dinero no sirve de nada, sino el tener fe y creer en Dios.

Un mensaje final a la afición motagüense y a los lectores en general

A la afición motagüence pues agradecerles por el apoyo y que este torneo que nos unamos más todavía, que nosotros vamos a dar nuestro máximo esfuerzo y si todos ponemos a Dios en el lugar que le corresponde las cosas van a salir bien, que disfruten el fútbol sin violencia y en general a todo el país decirles que a pesar de todo lo que esté pasando siempre hay cosas mejores para Honduras, la situación que está pasando no es la que nos merecemos y que somos más los buenos, que busquemos de Dios, dice la biblia “si mi pueblo se humillare y buscaré mi rostro, el oirá desde el cielo y va a sanar su tierra”.
14

Nombre completo: Irvin Josué Reyna Zavala
Edad: 29 años
Comida Favorita: el arroz con pollo con ensalada de papas y las baleadas también jaja
País que le gustaría conocer: Israel, por toda la historia bíblica que encierra
Mayor defecto: entre todos los que tengo jaja es mi carácter, soy tranquilo pero cuando me enojo a veces no me controlo, pero estoy trabajando en ello
Mayor virtud: soy una persona leal, sincera y honrada
Persona que más admira: Mis padres, mi esposa y mis pastores

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *