La regidora de la Alcaldía Municipal del Distrito Central Doris Gutiérrez, expresó hoy que el nuevo alcalde o alcaldesa de la capital heredará una deuda interna de 500 millones de lempiras.

Agregó que en relación a la deuda externa, dijo que desconoce la cifra ya que hace dos meses no se realiza una reunión oficial con el edil Ricardo Álvarez.

Gutiérrez indicó, que las nuevas autoridades tendrán que afrontar una masa laboral de 3 mil personas, de las cuales a la mayoría se les adeudan fondos rotatorios.

“La situación no es nada bonancible, yo no puedo ocultar la realidad” afirmó la también candidata a diputada al Congreso Nacional y además señaló que la comuna le debe a varios acreedores.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *