Venancio Cervantes, titular de la Dirección General de Migración y Extranjería, explicò que por instrucciones de la Secretaría del Interior se inició desde la semana anterior el reforzamiento y la seguridad de las fronteras a efecto de garantizar los comicios del domingo próximo.

“El Tribunal Supremo Electoral emitió un comunicado y el ministro del Interior ofreció unas declaraciones en el sentido que las personas extranjeras que venían a otras actividades mejor se abstuvieran de ingresar al país, porque no iban a poder entrar en vista que estamos avocados a las elecciones”, dijo.

Cervantes explicó que en los días previos a la jornada comicial se han emprendido operativos en todas las aduanas terrestres y aéreas, encaminados a evitar el ingreso de extranjeros que no justifiquen su presencia y permanencia en el país antes, durante y después de las elecciones.

Aclaró que se mantendrán abiertas las fronteras en cumplimiento a los acuerdos regionales de la libre movilidad de personas y bienes, pero se efectuarán controles más rigurosos de modo que los visitantes que no acrediten claramente los motivos de su ingreso a Honduras serán devueltos a su país de origen.

La medida obedece a versiones que han circulado en los últimos días en el sentido que ciudadanos de Nicaragua y El Salvador pretenderían ingresar en los días previos y durante las elecciones para ejercer el sufragio de forma fraudulenta o generar conatos de violencia en caso que los resultados no favorezcan al Partido Libertad y Refundación Libre.

Ante esa posibilidad, la Policía Nacional y la Dirección General de Migración y Extranjería han redoblado su personal para evitar que eso ocurra y sus autoridades advirtieron que se aplicará todo el peso de la ley a los nacionales o foráneos que pretendan pervertir el proceso.

Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional han puesto a disposición un contingente de al menos 30 mil efectivos para garantizar la seguridad y la tranquilidad de las elecciones generales del próximo domingo, informó, el portavoz de la institución castrense, coronel Jeremías Arévalo.

Afirmó que la seguridad y el normal desenvolvimiento de la actividad electoral está garantizada, al tiempo que advirtió que todos aquellos “cabezas calientes” o agitadores nacionales y extranjeros que pretendan boicotear el proceso serán neutralizados y se les aplicará todo el peso de la ley.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *