“El tráfico de influencias si se consumó, porque la juez Liz María Ernestina Núñez por influencia del señor Teodoro Bonilla, al dejarse sorprender por la Juez Delmi López, emitió los sobreseimientos con los cuales se excarceló a los parientes de Bonilla”, manifestó el portavoz del Ministerio Público Carlos Morazán.

El ex vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, solicitó al Tribunal que no se le condene, que piensen en los 20 años de servicio que prestó al poder Judicial, además que no consideren la prueba de la Fiscalía del vaciado telefónico ya que no están amparadas en el marco de la ley.

“En esas transcripciones nunca estuvieron mis defensores, así lo dice el artículo 33 de la ley de intervenciones, y el 9 dice que, esas transcripciones que no estén los defensores cuando transcribe el perito son ilegales”, apuntó Bonilla”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *