Según el analista político Hermilio Soto, “esta persona había sido cuestionada por organizaciones de la sociedad civil y me parece que la salida le permite a la OEA un papel de acompañamiento con alguna credibilidad en los procesos electorales de Honduras“.

“No podemos desconocer que hubo cierto molestar en muchos sectores de la sociedad y que cuestionaron mucho de las actividades y acciones que Jacobo Domínguez realizó en el marco de su labor dentro de la Misión”, manifestó el Coordinador de Incidencias de Caritas de Honduras, Carlos Patiño.

“Sobre todo aquella relacionada con el tema de la ley de política limpia, ese malestar creo que fue recogido por la Misión”, apuntó El director CESPAD, Gustavo Irías.

Indicó que, “es positivo en tanto que había mucho cuestionamiento al papel que este funcionario de la MACCIH desempeñó en todo este proceso de aprobación de la ley de política limpia y que realmente al final, desgraciadamente tenemos una ley con muchas limitaciones por ese papel que jugó Domínguez”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *